Una niña de 9 años muere y su hermana de 17 meses, muy grave, al volcar un coche

El turismo ocupado por una familia que circulaba por la carretera de Toledo se salió de la calzada. Uno de sus ocupantes, la fallecida, salió despedida varios metros

M. J. ÁLVAREZ/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. Un desgraciado accidente, el cuarto en apenas 30 horas, se cobró ayer la vida de una menor, la cuarta víctima de un fin de semana negro, y la más joven, en lo que a accidentes de tráfico en las carreteras de la región se refiere. Esta vez la tragedia salpicó a una familia, un matrimonio joven, de unos 40 años de edad, que viajaba en compañía de sus dos únicas hijas, de 9 y de 17 meses de edad.

Todo discurría con normalidad en una tranquila jornada de domingo. Sin embargo, hacia las 12.45 del mediodía, súbitamente, el conductor del turismo dio un volantazo, por causas que están siendo investigadas, cuando transitaba por el kilómetro 27 de la A-42 (carretera de Toledo), a la altura del municipio de Torrejón de la Calzada, sentido salida.

Dedos amputados y parada

Tal vez se despistó, porque en el accidente no participó ningún vehículo más, la visibilidad era buena, así como el estado de la calzada. Lo cierto es que el automóvil se salió de la vía y volcó. Quedó con las ruedas para arriba.

A consecuencia de ello, L.S.V., de 9 años, salió despedida del coche varios metros. El impacto fue brutal. A la llegada de los facultativos del Summa era ya cadáver, según informó un portavoz de Emergencias 112. Mientras, su hermana pequeña, de 17 meses, que responde a las iniciales de A.S.V., quedó atrapada en el interior del habitáculo, por lo que tuvo que ser descarcelada por los Bomberos de la Comunidad. Presentaba un traumatismo craneoencefálico severísimo, y amputación de los dos dedos de una mano. Entró en parada cardiorrespiratoria, de la que logró recuperarse, y fue trasladada por un helicóptero del Summa hasta el Hospital de La Paz, como pronóstico muy grave. Su vida corre peligro. Mientras, la madre de las pequeñas,. F.V.P., sufrió lesiones de carácter moderado, y fue evacuada hasta el hospital de Getafe. Por su parte, el padre resultó ileso, aunque entró en estado de «shock», consternado por el drama que acababa de sacudir a su familia. El tráfico estuvo cortado 60 minutos.