Un rottweiler

Muere el anciano al que tres rottweiler mutilaron en un polígono de Vallecas

Los perros no tenían chip ni documentación en regla y estaban sueltos cuando se produjo el ataque

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El anciano de de 81 años al que tres rottweiler atacaron el sábado en un polígono de Puente de Vallecas murió ayer a consecuencia de las graves heridas, han confirmado fuentes del centro hospitalario. El hombre, enfermo de alzheimer, se encontraba hospitalizado muy grave en el Hospital de La Paz. Tenía los dos brazos mutilados, en estado catastrófico, y desgarros en ambas piernas.

La Policía Municipal detuvo horas después al supuesto dueño de los perros, pero la juez de Instrucción número 49, en función de guardia de detenidos, ha acordado su puesta en libertad. La situación procesal de Herminio A. A. se basa en que durante su declaración en sede judicial el detenido negó tener la guardia y custodia de los animales.

La magistrada le imputó la supuesta comisión de un delito de lesiones imprudentes, tras prestar ayer declaración. Pero, según las mismas fuentes, tras fallecer la víctima la calificación penal se modificará en las próximas resoluciones y pasará de lesiones imprudentes a homicidio por imprudencia.

Las diligencias de investigación que se practicarán en el marco de la instrucción judicial se centrarán en los próximos días en determinar fehacientemente quién es el titular de la guardia y custodia de los animales, elemento clave para atribuir la comisión del delito.

Los canes, que estaban sueltos, se encontraban en el patio exterior vallado de una nave de cerámica y cementos situada en el número 470 de la calle de Embajadores. Ninguno de los animales tenía chip ni documentanción en regla, por lo que fueron trasladados al Servicio Veterinario de Urgencia, en Aluche.

Esta raza, una de las ocho catalogadas de forma expresa en Madrid como potencialmente peligrosas, obliga a los dueños a sacar un permiso explícito para su tenencia.

El ataque tuvo lugar a la altura del kilómetro cinco de la carretera que va de Villaverde a Vallecas, junto a una zona de polígonos industriales. Al lugar se desplazaron sanitarios del Summa 112 que, tras lograr estabilizar al señor, lo trasladaron al Hospital de La Paz.

El último ataque grave de perros en la Comunidad de Madrid tuvo lugar a finales de noviembre en la localidad de Colmenar de la Oreja, cuando una madre y una hija murieron por las mordeduras provocadas por sus perros, dos dogos de burdeos cruzados con la raza american staffordshire terrier.