Un muñeco vestido de policía municipal apareció colgado del puente de la M-506 el último viernes de mayo
Un muñeco vestido de policía municipal apareció colgado del puente de la M-506 el último viernes de mayo - ABC

Móstoles «cuelga» a sus policías de los puentes

El turno de tarde del Cuerpo local lleva años pidiendo poder cambiar de horario para tener más vida familiar

MadridActualizado:

Dos muñecos vestidos de policía municipales aparecieron colgados de dos puentes en el municipio de Móstoles (205.614 habitantes) el último fin de semana de mayo. Uno de ellos pendía de la pasarela de la M-506, acompañado de la pancarta «Policía Móstoles tarde en lucha por conciliación familiar»; el otro quedaba suspendido del puente de la M-50, con otra sábana pintada donde se leía: «Policía municipal tarde igualdad». Los monigotes uniformados fueron retirados rápidamente por el Ayuntamiento (PSOE) sin que trascendiera el asunto.

La protesta procede de los agentes que forman el turno de tarde, que no pueden cambiar de horario desde hace años porque hay otros compañeros que tienen prioridad. 80 compañeros interpusieron una demanda contra el Ayuntamiento hace dos años para intentar rotar, al entender que el reglamento regulador de servicios les amparaba. La perdieron en primera instacia y recurrieron al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde tampoco prosperó.

Piden reconocer, al menos, la penosidad

Su problema es que la plantilla, declaran los afectados, «está sobredimensionada»: «En cinco años entramos más de 200 policías. Y la movilidad se generaba con las vacantes... El resultado es que prácticamente 100 policías estamos encerrados en un turno obligatorio, con un horario pésimo, de 14:30 a 23:00. Además, para más inri hay policías que se han cambiado de la noche a la mañana y a la inversa, en varias ocasiones, y otros que no hemos tenido esa oportunidad». El enfrentamiento con compañeros de otros turnos es constante, «a punto de llegar a las manos». «No quieren ceder los privilegios que tienen, ni quieren reconocer la penosidad que arrastramos, a pesar de saber que es el peor de los turnos, ya que en cuanto han podido se han marchado», manifiestan.

Ahora, piden al Consistorio que les reconozcan la penosidad que conlleva trabajar de tarde, aunque por el momento su requerimientos han caído en saco roto. El concejal socialista de Presidencia, Seguridad Ciudadana y Comunicación del Ayuntamiento, Roberto Sánchez, no atendió a la llamada de ABC para hablar sobre este asunto. «La gente ya está cansada, harta, y no va a parar hasta que nos hagan caso. Queremos los mismos derechos que el resto de la plantilla, ni más ni menos», sentencian. Advierten de que las acciones se van a ir «recrudeciendo» si no reconsideran su postura.