Un millar de personas asisten a la manifestación neonazi en Madrid

Otros mil antifascistas protestaron contra «toda discriminación» en otra marcha en la capital

Actualizado:

El grupo neonazi Hogar Social de Madrid ha llevado a cabo una manifestación en la que han participado unas mil personas, procedentes de toda España. El recorrido ha partido de la Plaza de España y ha finalizado en la del Dos de Mayo, en Malasaña. El objetivo de la convocatoria era defender «los derechos de los españoles por encima de los no nacionales».

La manifestación ha iniciado la marcha unos minutos después de las 18.00 horas, encabezada por la pancarta «Defiende España, defiende a tu gente», donde la líder de este movimiento Melisa Ruiz se acompañó en la cabecera por algunas de las familias sin techo a las que asiste la organización.

«Queremos hacer de altavoz a los españoles que sin ser de izquierdas quieran reclamar sus derechos», declara la activista, quien asegura que estos grupos que se manifiestan hoy «no tienen ideología». «Lo que nosotros hacemos es política real, en la calle, frente a la alta política de salón», ha dicho Melisa Ruiz, quien responde a Efe que no contemplan la vía electoral porque «primero hay que crear movimiento».

Muchos asistentes vestían camisetas con el logotipo del Hogar Social y leyendas como «Defiende Europa», «Revuelta contra el mundo moderno», «Mantenerse en pie en un mundo en ruinas» y «La nación hace la fuerza», con gente muy joven en su mayoría, tatuados algunos con símbolos nazis y portadores de banderas de España.

Los mensajes xenófobos se repitieron a lo largo de la marcha, como «derechos sociales para los nacionales» o «españoles sí, refugiados no» ante la sorpresa de muchos turistas que visitaban Madrid.

Réplica antifascista

La plataforma antifascista «Madrid para todas» ha reunido hoy en Madrid a algo más de un millar de personas en una manifestación que partió de la calle de Atocha para terminar en la Puerta del Sol, donde protestaron «contra el fascismo, el racismo, el machismo y toda forma de discriminación».

Una hora antes, varios centenares de seguidores neonazis habían recorrido el centro de Madrid, desde la plaza de España a la plaza del Dos de Mayo, ambas con autorización de la Delegación del Gobierno, que solo puso como requisito que no hubiera puntos del recorrido en los que pudieran coincidir.

Los manifestantes de izquierdas -que portaban algunas banderas de la República y también anarquistas-, apoyados por numerosas asociaciones de inmigrantes, recorrieron la calle de Atocha y la plaza de Jacinto Benavente para acabar en la Puerta del Sol.

«Estamos sufriendo una involución autoritaria y fascista a nivel europeo que se pone de manifiesto con el tema de los refugiados; pero en este país -ha dicho a Efe Elena Martínez, portavoz de 'Madrid para todas'- tenemos nuestro propia involución, aquí tenemos la ley mordaza», ha puesto de ejemplo.

«Los grupos de extrema derecha ni han desaparecido ni forman parte del pasado», ha asegurado Martínez, para quien esto no es una opinión, sino un hecho que «se hace palpable con el aumento del número de agresiones de carácter racista y homófobo en los últimos meses en todo el Estado español».

Considera la activista que es la gente quien debe organizarse «desde la calle» y «dar una respuesta». También ha criticado a la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, porque le parece "más violento una estelada que una esvástica".