Movimiento en la nave de pescados y marisco de Mercamadrid, ayer, a las 7 de la mañana - DE SAN BERNARDO

Mercamadrid bate su récord del año en vísperas de Nochebuena

La gran lonja madrileña vendió el martes más de mil toneladas de pescado y marisco en una campaña que los mayoristas están viviendo con más «alegría»

MADRIDActualizado:

Es la gran despensa de la Nochebuena y, a 48 horas del encuentro navideño, su gran lonja batió ayer el récord este año. Mercamadrid vendió el martes más de mil toneladas de pescado y marisco. Sus naves, de madrugada, se presentan estos días como un hervidero de compradores en busca del mejor género a «buen precio». Recién llegado desde sus puntos de origen, dura muy poco en manos de los mayoristas.

La actividad incesante del que es el mayor mercado de Europa –más de mil empresas en 220 hectáreas y una cifra de negocio de 4.500 millones de euros anuales– es todo un espectáculo. «Los horarios de venta se amplían considerablemente, adelantándose en la noche», explica a ABC David Chica, director general de Mercamadrid. En la gran nave de pescados llevan años sin ver «tanto ritmo». «Hay más alegría que las navidades pasadas», explica Ángel Onaindia, presidente de la Asociación de Empresarios Mayoristas de Pescados de Madrid, desde el puesto Casa Somorrostro.

Ángel Onaindia
Ángel Onaindia- DE SAN BERNARDO

Esta semana el trabajo aumenta exponencialmente para surtir a los cerca de 12 millones de consumidores finales a los que abastece Madrid en un radio de 500 kilómetros de influencia. «Las cenas de empresa han aumentado y eso se nota en la demanda», apunta. Sin embargo, los precios «no han subido mucho». Para Onaindia el pescado está, salvo «alguna excepción», más barato que el año pasado. «La merluza de pincho está a 12 euros y, hace un año, rondaba los 25 euros», dice.

El besugo, por tradición, dobla estos días su precio hasta alcanzar los 60 euros el kilo de media. «Hay opciones más asequibles como, por ejemplo, la lubina a 15 euros», dice. Estos precios «nos son los de los mercados», son para los minoristas, tal y como recuerda Lola Román –directora de desarrollo corporativo de Mercamadrid–.

Juan Francisco García
Juan Francisco García- DE SAN BERNARDO

El rey de estas fiestas es, sin duda, el marisco. En la bancada de Mare Nostrum de Juan Francisco García, se arremolinan los compradores interesados en sus nécoras vivas –30 euros el kilo–, centollos –35 euros– y percebes. «Es lo que más se vende estos dos días», explica. «Estas 48 horas son espectaculares», dice señalando el ajetreado paso de carretilleros y cajas de pescado fresco. Acto seguido, añade: «Pero dos días no hacen un buen año».

Aunque los frutos del mar siguen siendo un punto de distinción en las mesas de Nochebuena y Navidad, este mayorista cree que los hábitos de consumo empiezan a cambiar. «Los jóvenes optan por productos más cómodos para disfrutar de la fiesta», opina. Los precios varían mucho y la horquilla de coste en un mismo producto estos días es muy amplia: «Los percebes, por ejemplo, van desde los 45 a los 220 euros por kilo. Los más caros tienen un calibre de casi dos dedos». «De media el mercado alcanzará este mes un volumen de venta superior a las 15.000 toneladas de pescado», añade Chica.

Gamba roja y cochinillo

Ángel Mozos muestra la gamba roja que vende en su puesto de Mercamadrid
Ángel Mozos muestra la gamba roja que vende en su puesto de Mercamadrid - DE SAN BERNARDO

La gamba roja de Denia es otra de las «piezas nobles» que destacan en los puestos. En el de Ángel Mozos, dueño del restaurante la Lonja de Palacio, alcanza los 54 euros. Es un producto delicatesen que, con las angulas –ayer estaba a 380 euros el kilo–, las cigalas –40 euros el kilo– o el langostino tigre –a 24 euros– completan el menú de quienes elegirán el marisco como plato fuerte. Algo más económico resulta comprar productos congelados en la tienda de Julia Gonzalo, de Congelados 105. Entre ellos, destaca la langosta, que en este formato ronda los 30 euros el kilo frente a los 90 euros de las frescas. «Ya vienen cocidas y, en ensalada, están estupendas», asegura.

Pedro Martín
Pedro Martín- DE SAN BERNARDO

En las carnes, el astro de la Nochebuena será el cochinillo. «Está a muy buen precio –12 euros–», explica Pedro Martín, presidente del Mercado Central de Carnes de Mercamadrid. En comparación con años anteriores, el solomillo ha perdido «tirón». «Los restaurantes, que son los que más lo piden, han ajustado tanto los precios de los menús que lo han cambiado por otros cortes», dice. El cordero, otro de las carnes más demandadas, han subido frente años anteriores. «Hay muy pocos corderos de origen nacional y eso repercute en el precio –sobre los 13 euros el kilo–», explica este experto carnicero. Como alternativa propone un buen entrecot de vaca de Polonia –a 10 euros el kilo–.

Las frutas y verduras son las otras protagonistas de este gran mercado, pero no durante estas fiestas. «Los meses álgidos son de abril a julio cuando las frutas de hueso y las verduras y hortalizas están en temporada alta», explica David Chica. Sus precios no sufren, frente a los pescados o la carne, grandes variaciones.

Uva variedad Aledo

El producto estrella de cara a Año Nuevo es la uva, concretamente la variedad Aledo. Por su tamaño, es la mejor para no atragantarse», explica Andrés Álvarez, de Frutas Olivar. En Frutas Hermanos Ruiz Gómez las preparan ya en formato de 12 unidades, especialmente para hospitales y residencias de ancianos. Su precio, ayer, rondaba el euro y medio el kilo. «Cada vez más frecuente la incorporación de valor añadido al producto por parte de los mayoristas», indica David Chica.

Aunque aún no manejan datos definitivos, la campaña no es «todo lo fuerte» que esperaban. Así lo señalan Julia Noya y Kat Gorska, directivas de la Asociación de Empresarios Mayoristas del Mercado de Frutas de Mercamadrid. Aún así, se muestran «contentas». La lombarda, la escarola o el cardo son las verduras que más se venden estos días. Su precio, apenas supera el euro y medio.