Agentes junto a un vehículo de la Policía Local de Alcorcón
Agentes junto a un vehículo de la Policía Local de Alcorcón

Un menor ha sido rescatado de un coche cerrado al sol mientras su padre «tomaba un pincho» en el bar

El adolescente llamó la atención de los viandantes golpeando los cristales

MADRIDActualizado:

Efectivos de la Policía Municipal de Alcorcón rescataron la mañana del pasado sábado a un niño de 15 años que se encontraba en el interior de un coche a pleno sol.

Los hechos sucedieron sobre las 12 del mediodía en la calle Urano del barrio de San José de Valderas (Alcorcón). El menor se hallaba dentro de un turismo rojo con las ventanillas cerradas. Según afirman los agentes, el niño estaba muy nervioso y empezó a golpear los cristales para llamar la atención. Varias personas que pasaban por allí se percataron de su presencia y avisaron al 112.

Inmediatamente, un coche patrulla de la Policía Municipal acudió al lugar y, en colaboración con el personal de un taller mecánico cercano, forzaron la puerta del vehículo y lograron rescatar al menor. El padre, responsable del suceso, se enfrenta a un delito de negligencia. Él mismo manifestó al llegar al lugar que «venía del bar, de ir al servicio y tomar un pincho de bacalao».

Tanto el alcalde de Alcorcón, David Pérez, como la concejal de Seguridad, Ana Gómez, han querido agradecer el trabajo de los efectivos de Policía Municipal rescatando al pequeño, así como al responsable de un taller cercano que contribuyó a las labores de salvamento. El regidor ha señalado que «es inadmisible, además de muy peligrosa, la actitud del padre que dejó a su hijo en el coche con las altas temperaturas que hay en la calle en estos días de verano. Una barbaridad así podría haber ocasionado graves problemas de salud e incluso la muerte del niño. Eso no debe quedar en el olvido y desde el Ayuntamiento vamos a trabajar para que este acto no quede impune».

El regidor añadió que «una vez más la colaboración ciudadana, la cercanía de los agentes de la Unidad de Policía de Proximidad, y la asistencia de los profesionales del taller cercano han evitado un problema mayor. Afortunadamente, el menor se encuentra bien y eso en este momento es lo importante».