Un operario retira la placa de la calle de Millán Astray
Un operario retira la placa de la calle de Millán Astray - ABC

Memoria HistóricaCarmena ha gastado más de 100.000 euros en el cambio del callejero franquista

La plataforma Millán Astray pedirá al Ayuntamiento una auditoría para explicar la disparidad de precios en las vías

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, ha gastado ya un total de 114.683,36 euros (IVA incluido) por el cambio de las calles con referencias franquistas de la capital, en aplicación de la ley de Memoria Histórica. Así consta en una petición de información de la Plataforma Millán Astray al Consistorio, en la que se desglosa el coste de fabricación e instalación de cada una de las placas en función de la vía y su señalización urbana.

Este presupuesto, que se carga al contrato integral de movilidad de la ciudad, está dividido en dos partidas: la creación e instalación de los nombres y las modificaciones en la señalización. Así, cada uno de estos aspectos está divido en cuatro lotes, compuestos por diferentes paquetes de calles. La fabricación y ubicación de las placas, sin contar el IVA, ha costado 67.283,28 euros, mientras que la segunda actuación asciende a 27.496,36 euros.

Las cifras de cada lote son dispares. En el caso del cambio de placas, oscila entre los 28.236,97 euros del lote 1 y los 2.981,58 euros del lote 4. La ubicación del callejero que ha tenido un coste mayor es la Plaza Elíptica –antigua plaza de Fernández Ladreda–, cuyo gasto por cinco nuevos paneles ha sido de 355,75 euros. La señalización informativa, en cambio, alcanza los 7.565,03 euros. La calle en las que más unidades se han instalado es la de la avenida de las Águilas, con 62 nuevos ejemplares que suman, junto a las señales, 7.734,51 euros. Solo en placas se han gastado 4780.37 euros.

La segunda calle que ha supuesto un mayor gasto es la de Blas Cabrera, con 51 nuevas chapas por 4.583,89 euros. En otros casos, como la escalinata de Matilde Landa o el pasaje de Enrique Ruano, solo se ha sustituido una placa. No obstante, llama la atención que el importe varía en función de cada supuesto; en los dos últimos casos, por ejemplo, una ha costado 71, 37 y la otra 93,75 euros.

Auditoria por el «despilfarro»

Este baile en las cifras ha propiciado que la plataforma en defensa del fundador de La Legión vaya a solicitar una auditoría al Ayuntamiento de la capital por lo que considera un «despilfarro». Además, recuerda que el Consistorio deberá devolver 25.000 euros en concepto de los cambios en las ocho vías que la Justicia ha tumbado por considerar que no se ajustan a Derecho.

En segundo término, la plataforma denuncia que el Gobierno de Manuela Carmena «no ha respondido correctamente» al requerimiento y así se lo trasladará al Consejo de la Transparencia: «No ha aportado todos los gastos y contratos asociados con el cambio de los nombres de las calles». «Los ha circunscrito interesadamente sólo a los de la retirada de placas y cambios de señalización, obviando otros muchos componentes con repercusión económica como por ejemplo los relativos a cambios en las líneas de los autobuses municipales», añade.