Más de 18 kilómetros de atasco en la A-6 al atravesarse un autobús en el Bus-Vao

M. J. ÁLVAREZMADRID. Una colisión sin heridos entre un turismo y un autobús interurbano en el kilómetro 12,500 de la carretera de La Coruña (A-6), sentido salida, a la altura de Pozuelo de Alarcón

M. J. ÁLVAREZ. MADRID.
Actualizado:

Una colisión sin heridos entre un turismo y un autobús interurbano en el kilómetro 12,500 de la carretera de La Coruña (A-6), sentido salida, a la altura de Pozuelo de Alarcón, afectó al Bus-Vao y provocó un atasco de enormes dimensiones que se prolongó durante más de tres horas en 18 kilómetros en ambos sentidos de la marcha en la citada autovía, según explicaron fuentes de la Guardia Civil.

Las circunstancias del accidente, registrado sobre las nueve de la mañana en sentido salida, que están siendo investigadas, hizo que el vehículo que transportaba viajeros, de la empresa Beltrán, tras romper los pretiles de hormigón, quedase atravesado en mitad de los dos carriles del Bus-Vao que en ese momento estaba abierto en dirección Madrid.

La circulación, ya de por sí complicada a esa hora del lunes, se vio afectada y de qué manera. El autobús fue retirado de la calzada sobre las diez y cuarto, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT), pero las labores de limpieza y retirada de escombros prosiguieron hasta las 11.40, cuando se reabrió de nuevo al tráfico. Éste tuvo que ser desviado del Bus-Vao hacia los tres carriles de la autovía, con las consiguientes retenciones.

Nivel rojo

Hacia las diez y media, hora y media después de la colisión, la A-6 presentaba en dirección Madrid 12 kilómetros de lo que la DGT denomina «nivel rojo», es decir «circulación muy lenta con paradas frecuentes y prolongadas o congestión circulatoria» entre los kilómetros 12 y 22. Hacia La Coruña había otros 7 kilómetros (entre el 4 y el 12) , además de otro en el Bus-Vao, que pudo ser despejado en dirección Madrid a partir de las diez, después de que una grúa desplazara unos metros el autobús, lo justo para que los coches atrapados en este carril reservado pudieran volver a circular. Por su parte, y simultáneamente, la Guardia Civil seguía sacando los coches atrapados en esas vías -totalmente cerrada por medianas de hormigón salvo sus tres entradas- en dirección contraria y cientos de viajeros de otros autobuses atrapados en el Bus-Vao se apeaban y cruzaban la carretera de La Coruña para buscar otro medio de transporte con el que llegar a Madrid.

La congestión circulatoria en esta carretera de acceso a la capital se vio agravada por varios alcances más causados por los frenazos, según indicó la Guardia Civil de Tráfico. El más grave tuvo lugar en la cuesta de las Perdices, en el kilómetro 8 en sentido Madrid, donde colisionaron dos todoterrenos, informa Efe.

Fuentes de Emergencias Madrid indicaron que en ninguno de estos accidentes se produjeron heridos de consideración, salvo algunas lesiones menores en el primero de ellos, que fueron atendidas en el lugar del suceso por una unidad del Samur-Protección Civil.

Además. en el kilómetro 2,500 de la carretera M-135, en sentido Torrelaguna, se produjo el vuelco de un camión hormigonera, también sin heridos, según informó un portavoz de Emergencias 112.

EFE

El autobús quedó atravesado en la carretera de La Coruña tras derrapar por culpa de la colisión con un turismo