El ganador de la prueba de 42 kilómetros a su llegada a la meta
El ganador de la prueba de 42 kilómetros a su llegada a la meta - Guillermo Navarro

Un Maratón de Madrid de récords

Más de 33.000 corredores de 126 países recorrieron ayer el centro de la capital a ritmo de rock and roll

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las calles del centro se convirtieron en gigantescas pistas de atletismo desde las ocho de la mañana de ayer. Por ahí desfiló un mar de corredores, un total de 33.265 de 126 países distintos, batiendo récords de participantes y nacionalidades. El motivo fue la celebración de la 42 edición del antiguo Maratón Popular de Madrid, una cita que discurrió a lo largo de 42 kilómetros y a la que no faltaron 9.466 almas. Había otras dos modalidades para los menos intrépidos: la media maratón, de 21 kilómetros, la más concurrida (15.799) y la más corta: la de «10K» (9.466).

Una joven con los tres mararontes a los que ha ido en un mes
Una joven con los tres mararontes a los que ha ido en un mes - Guillermo Navarro

Jóvenes y no tan jóvenes (Ricardo García, de 86 años, fue uno de los mayores) movían las piernas y el corazón a ritmo de rock and roll y con carteles y gritos de ánimo de familiares y amigos situados a lo largo de todo el circuito. «Vosotros podéis» «Vamos, con alegría», «Bravo, chicos», se desgañitaba Isabel Casanova, una espontánea ajena a la organización que, megáfono en mano, jaleaba a la concurrencia, cerca de la meta, situada en la plaza de Cánovas del Castillo.

«¿Reflexión o flexión?»

Fue un maratón atípico que arrancó en el paseo de la Castellana, al celebrarse un sábado por la cita electoral de hoy. Eso hizo que los carteles con los candidatos al Gobierno de la Nación y los anuncios de los patrocinadores convivieran en un extraña mezcolanza. A todo ello había que añadir las reproducciones de 42 cuadros del Museo del Prado, que quiso estar presente en la que ahora se denomina EDPRock ‘n’ Roll Madrid Maratón 1/2 para conmemorar su 200 aniversario. En cada kilómetro colocaron una copia. Así, para simbolizar la motivación, escogieron «Vulcano», de Rubens, y el esfuerzo en «Sísifo», de Tiziano. «¿Qué si aprovecho para reflexionar mi voto? No, yo flexiono más bien, y me relajo», bromeaba Pilar Pérez ante la pregunta obligada.

Las lesiones llevaron a los corredores ante les fisio voluntarios
Las lesiones llevaron a los corredores ante les fisio voluntarios - Guillermo Navarro

El tiempo se alió con la cita deportiva e hizo que numerosos turistas se agolparan al otro lado de las vallas que jalonaban el recorrido, sorprendidos por la multitud y el buen ambiente. «Nosotros salimos de Bogotá el pasado 4 de abril. Mi novio ha corrido en un mes tres maratones: el de Roma (día 7), el de París (14) y ahora el de Madrid», decía Karina Martín, natural de Venezuela. No mentía. Su camiseta llevaba esa inscripción y el mensaje: «Esperando a mi campeón, Gabriel». La joven que emigró a Colombia no pudo participar por padecer fascistis plantar.

Algunos de los que sí lo hicieron fue por una causa benéfica. Ese era el caso de Ricardo Murillo. Querían concienciar de una enfermedad «ultrarrara». «El síndrome de Stxbp1, que dificulta la conexión neuronal. Lo padece mi hija. Solo hay 20 casos en España y queremos que se investigue», recalcó.

En otro grupo descansaba, mediada la mañana, Joaquín García, de 50 años. Hizo su primer maratón en Madrid en silla de atletismo. «Prefiero la handbike. Se me ha hecho muy duro en las cuestas, pero el recorrido es precioso», decía. «Me he dañado los cuádriceps», explicaba Jaime Aguado, de 42 años. Esperaba ser atendido por los fisioterapeutas voluntarios. «Casi todos sufren sobrecarga en los gemelos», explicaba un portavoz del colegio, Diego Flández.

En el Maratón, los ganadores pulverizaron las marcas. Fue el caso del keniano Reuben Kerio y la etíope Shascho Insermu, con 2:8:18 y 2:26:24, respectivamente. Lo mismo hizo Javier Guerra, que obtuvo el quinto mejor registro español de la historia con 2:10:19, mejorando así en dos minutos la marca que en 2008 le dio el triunfo al madrileño Chema Martínez.