El exalcalde de Ciempozuelos Pedro Antonio Torrejón
El exalcalde de Ciempozuelos Pedro Antonio Torrejón - JOSÉ RAMÓN LADRA

MADRIDTorrejón recurirá ante el Constitucional su condena a un año de prisión por el caso Ciempozuelos

Fue absuelto en primera instancia pero el Supremo le considera culpable, junto al exalcalde del PSOE, Joaquín Tejeiro

MADRIDActualizado:

El exalcalde de Ciempozuelos Pedro Antonio Torrejón ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Constitucional y ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo la sentencia del tribunal Supremo sobre el caso Ciempozuelos y que le condena a él y a su predecesor en el cargo, Joaquín Tejeiro, a un año de prisión por falsedad en documento mercantil.

Según ha señalado a través de un comunicado el ahora concejal y portavoz del grupo municipal de CPCI en el Ayuntamiento ciempozueleño, la sentencia «ratifica laabsolución de los delitosmás onerosos» como malversación, blanqueo o cohecho, y se le imputa únicamente un delito de falsedad en documento mercantil, «algo muy distinto a las graves acusaciones contra la vida política municipal que había promovido el Partido Popular», informa Ep.

En cualquier caso Torrejón ha anunciado un recurso debido a que considera que la sentencia le hace responsable de una falsificación de documento mercantil «en el que no aparece la firma» del propio Torrejón ni fue enviado por él al bando de Andorra, ya que fue Tejeiro quien utilizó el fax de su domicilio para enviarlo desde allí.

El exalcalde también ha indicado que el llamado caso Ciempozuelos fue «un montaje iniciado por una acusación del pseudosindicato Manos Limpias, propiciada por el entonces secretario general del Partido Popular de Madrid, Francisco Granados», y refiere a la sentencia para señalar que la acusación "responde a un pensamiento partidista que no puede compartir un tribunal".

Por último Torrejón asegura que tanto la Audiencia Provincial de Madrid como el Tribunal Supremo reconocen en sus sentencias que no hubo «corrupción política» en Ciempozuelos durante los años de su mandato, que su patrimonio es lícito y que el todo el caso «se ha quedado en una nimiedad sin relación ni con la corrupción política, ni con pelotazos urbanísticos, ni con dinero ilícito».

El procedimiento se remonta a una denuncia de Manos Limpias presentada en 2006 en la que aseguraba que los exalcaldes habrían cobrado una comisión con la inmobiliaria Esprode de 40 millones de euros a cambio de unos terrenos.

Ahora, el Supremo rectifica a la Audiencia de Madrid y les condena por un delito de falsedad en documento mercantil cometido al enviar un contrato falso a un banco de Andorra donde querían abrir una cuenta, ya que según los hechos probados, los dos exalcaldes enviaron copia de un aparente contrato, con fecha de 18 de abril de 2005, desde un fax que había en el domicilio de Torrejón, para justificar el origen del dinero al banco Andbanc de Andorra.