Cerca o lejos del MetroEn gris, áreas a menos de diez minutos andando a una estación de Metro. Gráfico: Luis Cano

El Madrid sin Metro: cien años lejos de una estación

Zonas de la capital y alrededores todavía alejadas de la red

MADRIDActualizado:

En el centenario del Metro de Madrid no todos los madrileños sienten tan cerca la celebración. Mientras que el centro de la capital es una tupida red de estaciones atravesadas por líneas de todos los colores, las distancias entre las bocas se alargan en los anillos exteriores. No todos los vecinos tienen una parada próxima.

El mapa superior muestra en color gris las áreas a menos de diez minutos a pie hasta una estación de metro, indicadas con puntos rojos. Las áreas azuladas son las secciones censales, unidades de información estadística inferiores a los municipios y distritos, pintadas en tonos más oscuros cuanto mayor número de habitantes habitan en ellas.

Dentro de la capital, uno de los peor parados es Moncloa-Aravaca, con apenas una quincena de paradas para el tercer distrito con mayor extensión. Una decena de ellas en realidad están compartidas con otros distritos, situadas en el límite entre ambas. Aunque es también uno de los distritos con menos densidad de población debido a amplias zonas sin urbanizar (como la Casa de Campo), no deja de contar con barrios poblados que están muy lejos de la red de Metro, como El Plantío o Valdemarín, que suman 10.000 vecinos.

El barrio de Aravaca apenas está tocado por el final de línea de Metro Ligero 2, que para después de atravesar el municipio de Pozuelo de Alarcón. Y el extenso barrio de Ciudad Universitaria está conectado a la red tan solo por el límite del distrito con los del centro de la capital.

Red radial

Todos los distritos de Madrid tienen alguna parada de Metro, un hito logrado en 2007, cuando se conectó Villaverde a la red. Aunque no todos los barrios tienen uno cerca, y grandes áreas quedan lejos de una estación. En el caso de Villaverde, los casi 20.000 vecinos de Butarque no tienen uno cerca, un barrio situado en el claro que dejan las líneas 1 y 3 en la conexión de Villaverde y Vallecas con el centro de Madrid. Los casi 35.000 vecinos del vallecano barrio de Entrevías son otros damnificados de esta disposición radial.

Una situación similar, y por igual motivo, viven los vecinos de los barrios Orcasitas y Pradolongo, barrios del distrito de Usera, también en el sur. Suman 40.000 habitantes lejos de las paradas de las líneas 3, 6 y 11, que pasan por el distrito.

No solo los distritos exteriores de la capital están al margen de la red de Metro. En el barrio de Horcajo y Fontarrón (Moratalaz) tampoco para el metro. En el este viven sin metro los vecinos del barrio de Rejas (San Blas-Canillejas). La zona de Valdebebas, en el noreste de Valdefuentes (Hortaleza), también está lejos de la red. Y, en el mismo distrito, el barrio de Piovera, más céntrico, no tiene una estación, alejado por igual de las paradas de las líneas 4 y 5.

Zonas céntricas

Sin ser barrios enteros, también hay zonas más céntricas a más de diez minutos a pie de una estación de Metros. Ocurre en la mitad del barrio de Berruguete (Tetuán) y en la zona en torno al parque de San Isidro, en la confluencia de los distritos Centro, Latina y Carabanchel.

La red de Metro de Madrid, no obstante, es la octava del mundo en número de kilómetros, 294 en total; y la tercera más larga de Europa, solo superada por Londres y Moscú. En número de estaciones, con 301, Madrid es la quinta del mundo, solo superada por Nueva York (472), Shanghái (329), Seúl (308) y París (303). El Metro de Madrid no solo pasa por la capital, sino por otros 13 municipios de la región.

Proyectos y propuestas de ampliación

La única apertura prevista es la estación de Arroyo del Fresno. Construida en 1999 en el norte de la línea 7, entre las estaciones de Lacoma y Pitis, nunca ha sido abierta por falta de desarrollo urbanístico en el momento de su construcción. Con el barrio ya consolidado, está prevista su inauguración esta primavera.

Al margen de esta apertura, está proyectado prolongar la línea 11 entre Plaza Elíptica y Conde de Casal pasando por Atocha. Otro proyecto de la Comunidad de Madrid consiste en prolongar la línea 3 desde la estación de Villaverde Alto hasta El Casar, en Getafe, para conectar con Metro Sur.

Diferentes planes, sin proyecto concreto, proponen, por ejemplo, continuar con esa prolongación de la línea 11 hasta Chamartín pasando por Arturo Soria, para servir como una segunda circular exterior, como reclama el Ayuntamiento de Manuela Carmena. Madrid Nuevo Norte supondrá otro reto para el transporte público.

Peticiones vecinales, no asumidas por ninguna administración, reclaman la prolongación de la línea 3 por el norte para conectarla con Aravaca y, a partir de ahí, abrir la posibilidad de llevar el metro a municipios del norte como Las Rozas. Otra propuesta consiste en prolongar las líneas 1 y 5 hasta Valdebebas. También alargar la línea 2 más allá de La Elipa, hasta El Cañaveral.