Cristina Cifuentes (Madrid), Susana Díaz (Andalucía), Javier Fernández (Asturias), Juan Vicente Herrera (Castilla y León)
Cristina Cifuentes (Madrid), Susana Díaz (Andalucía), Javier Fernández (Asturias), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) - EFE

Madrid niega ser un paraíso fiscal, y reta a otras comunidades a «gestionar con menos»

Se compromete a no subir ni un impuesto este año en su presupuesto

MADRIDActualizado:

La Comunidad de Madrid «no es un paraíso fiscal», ni «hace dumping fiscal», como han acusado otras comunidades en los últimos días, al hilo del debate sobre armonización fiscal que se abrió en la conferencia de presidentes autonómicos del martes. Cifuentes cree que lo que hay son «modelos diferentes», y retó a quienes critican a Madrid por tener la fiscalidad más baja a «que aprendan a gestionar con menos».

Ha recordado que Madrid recibe, en su financiación, «tres puntos porcentuales en relación con el PIB menos que el resto», lo que se traduce en «215 euros menos por madrileño». Pese a ello, su gobierno «ha podido bajar los impuestos».

Sin embargo, añade, otras comunidades «prefieren gastar, o priorizan otros gastos», y se ha preguntado «cuántos consejeros tienen; nosotros solo siete, y así priorizamos la sanidad».

Ha asegurado sentirse dolida por las acusaciones de que Madrid es un paraíso fiscal o practica el «dumping (competencia desleal) fiscal»: «Esto supondría que la Comunidad de Madrid tiene leyes o normas diferentes al resto que le permiten bajar impuestos, y el resto no, lo cual no es verdad», defiende.

Cree que todo obedece a «modelos diferentes» de hacer política y que «tenemos que aprender a gestionar con menos», pero «otros creen que los ciudadanos son los que tienen que pagar que, por ejemplo, se reduzca la jornada de los funcionarios a 35 horas».