«Madrid necesita «cazar» más congresos internacionales para seguir creciendo»

POR MIGUEL OLIVERFOTO: JOSÉ GARCÍAMADRID. Las oficinas de Ifema respiran tranquilidad. «Es una calma tensa», afirma Fermín Lucas. «Acabamos de salir de Fitur, y ahora nos espera ARCO, Pasarela Cibeles

Actualizado:

POR MIGUEL OLIVER

FOTO: JOSÉ GARCÍA

MADRID. Las oficinas de Ifema respiran tranquilidad. «Es una calma tensa», afirma Fermín Lucas. «Acabamos de salir de Fitur, y ahora nos espera ARCO, Pasarela Cibeles y Casa Pasarela en una semana». Lo dicho, no hay respiro. No hay que olvidar que esta sociedad organizará 85 ferias en 2007.

-Un informe de Economía señala que el lugar más visitado de la región es Ifema, con 3,8 millones de entradas, el doble que el segundo, que es el Museo del Prado...

-Pues yo manejo unas cifras que dicen que este año hemos tenido 4,5 millones de visitas.

-En todo caso, eso demuestra el potencial que representa Ifema para Madrid, ¿no?

-La verdad es que somos un gran activo para la ciudad, porque además es uno de nuestros objetivos. No olvidemos que la principal finalidad de Ifema es generar valor añadido y, a la vez, dinamizar la economía madrileña. Creo que cumplimos los objetivos perfectamente. Nuestra actividad es cada vez más frenética.

-¿En términos económicos, que supone la aportación de Ifema a la Comunidad?

-Los datos que tenemos es que generamos 2.000 millones de euros y unos 40.000 puestos de trabajo directos.

-A Esperanza Aguirre le gusta mucho utilizar el latiguillo de que la Comunidad es la locomotora económica del país... ¿Qué sería de la región sin Ifema?

-Pues sin nosotros esa locomotora perdería mucho fuelle. Las dos empresas más «locomotoras» de Madrid son primero el aeropuerto y después Ifema. Por todo. Ya no sólo por el potencial económico, sino por la imagen de modernidad, agilidad y eficacia que transmiten.

-¿Cómo se encuentran los trabajos de ampliación de los dos nuevos pabellones?

-Nuestra intención es inaugurarlos a finales de abril. Supondrá una ampliación de otros 50.000 metros cuadrados, a los 150.000 metros que tenemos ya para exposiciones.

-Tengo entendido que el diseño de estos edificios será bastante singular.

-Así es, uno de ellos es especial porque será diáfano total, sin ninguna columna. Estará preparado para eventos múltiples, como competiciones deportivas. El otro es un pabellón de dos plantas. La parte superior tiene unos acabados especiales para organizar congresos, mientras que abajo se desarrolle la feria correspondiente. Operativamente, lo tenemos vendido ya para septiembre.

-¿Qué va a suponer para el potencial de Ifema la ampliación del recinto con estos dos pabellones?

-A nivel nacional, hemos copado ya el 40% del mercado. Para nosotros supone una mayor capacidad de crecimiento, nos dará más posibilidades para crecer en algunas de las ferias que ya tenemos y, a la vez, introducir algunas ferias nuevas.

-¿Cómo por ejemplo?

-Para este año, por ejemplo, tenemos proyectadas Madrid Viva la Moto, la feria Integra (de servicios a los inmigrantes), Plural Fashion (muestra de modas exóticas), SEIN (salón inmobiliario de productos industriales) y el Salón Look (de cosméticos).

-La competencia, entonces, con otros recintos feriales del país ha quedado ya un poco descompensada, ¿no?

-Barcelona tiene sus sectores, pero según datos de la Asociación de Ferias Españolas, Madrid tiene el 40% del mercado, Barcelona puede estar en el 18% y Valencia, en el 16%. Para Madrid es importante tener a Ifema, pero yo creo que para Ifema también es muy importante estar en Madrid. Porque sería imposible desarrollar las ferias que hacemos sin la oferta hotelera que Madrid tiene, sin los 16.000 taxis, sin los comercios y los restaurantes que existen en la capital. Eso es lo que nos ayuda a afrontar con éxito nuestros proyectos. De todas formas, nada de eso serviría si Ifema no cumpliera unos parámetros de calidad, eficacia e innovación tecnológica que muy pocos tienen. Funcionamos como un reloj. Además, hay que reconocer que el mismo «stand» luce más en Madrid que en Barcelona, pero nuestro reto está en estos momentos en Europa.

-¿Cuál es la posición, entonces, de Ifema con respecto a los grandes recintos del viejo continente?

-Estamos en los primeros niveles. De hecho el otro día salió un informe de la Universidad de Milán donde estábamos los primeros como organizadores de ferias y en reserva de metros cuadrados. Yo considero, sin embargo, que estamos entre los tres primeros.

-¿Cuáles son los otros dos?

-Francfort y Milán. Pero a Francfort le ganamos en ferias internas, porque ellos hacen muchas ferias en Iberoamérica y Asia y eso lo computa como empresa, y Milán también tiene mucha feria externa y está en proceso de compra de ferias para organizarlas ella misma. Lo más importante es que podemos decir que estamos a la cabeza europea. Lo demuestra que la ciudad de Pekín nos ha elegido a nosotros para asesorarle en el desarrollo de construcción de un gran recinto ferial. Está en estudio, además, la definición de la sociedad futura que vaya a organizar las ferias y creo que es muy probable que nosotros vayamos a formar parte de ella.

-¿Y eso qué puede suponer para esta sociedad?

-Es muy importante porque podemos abrir mercado a muchas empresas españolas que quieren invertir en el gigante asiático.

-Bueno, y todo eso sin contar con los terrenos de Valdebebas.

-Tenemos allí 54 hectáreas y esperamos que esté en funcionamiento en dos años y medio. Hemos adjudicado ya las obras del túnel que conectará las dos áreas.

-¿Supone para Ifema una seria competencia la construcción del nuevo pabellón de congresos junto a las cuatro torres de la Castellana?

-Hombre, qué duda cabe de que va a representar una seria competencia, pero Madrid necesita cazar más congresos internacionales para seguir creciendo, y este pabellón servirá para ampliar la oferta de espacio. La capital cumple todos los requisitos para ser una ciudad especializada en el turismo de negocios. La competencia en este caso será sana, pero hay mucho mercado.