Oso panda gigante, recostado en su parcela al atardecer
Oso panda gigante, recostado en su parcela al atardecer

El zoo de Madrid amplía su horario en las noches de verano

Los visitantes podrán disfrutar del placentero sueño de los pandas gigantes, conocer cómo descansan los elefantes asiáticos y disfrutar de la belleza del lince ibérico

MADRIDActualizado:

La magia de las noches de verano se siente en medio de la naturaleza del Zoo Aquarium de Madrid. El recinto amplía su horario hasta el próximo 18 de agosto para ofrecer al visitante la oportunidad de conocer de cerca los hábitos nocturnos de algunas de las especies.

Una experiencia que el público podrá disfrutar hasta la medianoche los jueves, viernes y sábados de estos dos meses. En ella aprenderá y descubrirá las costumbres de los diversos animales y los ruidos que ayudan a identificarles al anochecer.

Observar el placentero sueño de los pandas gigantes; conocer cómo descansa la familia de elefantes asiáticos junto a las pequeñas del grupo, o disfrutar de la majestuosa belleza de uno de los felinos más amenazados del planeta, el lince ibérico, son tan solo algunas de las escenas que ofrece el atardecer de la Casa de Campo que culminará con una charla educativa de delfines para concienciar a los más pequeños sobre las amenazas de nuestros mares y la importancia de mantenerlos limpios de residuos plásticos.

Para los que prefieran disfrutar de la luz del día en el Zoo, merecen una visita obligada las especies expertas en la inmersión bajo el agua como los hipopótamos o el rinoceronte indio y aquellas que disfrutan de largos baños como los tigres o los elefantes.

Nuevos habitantes como el macho de león asiático Kuvam o las dos crías de leopardo que ya asoman tímidamente y en breves periodos de tiempo por la mañana, entre juegos, bajo la atenta mirada de su madre, son las imágenes que hacen especial una visita al parque madrileño en la época estival.

El Zoo de Madrid cuenta con más de 4.000 animales de 500 especies diferentes a lo largo de sus 22 hectáreas distribuidas en cinco continentes. En su recorrido, se pueden encontrar un delfinario, un aviario y el primer acuario marino tropical que se inauguró en España.