La etiqueta de la DGT pegada en el parabrisas de un coche en Madrid - EFE

Cómo conseguir la pegatina de la DGT que será obligatoria desde el miércoles

Los coches que no exhiban el distintivo se exponen a multas de 15 euros cada vez que circulen por la capital

El problema de las pegatinas de la DGT para las empresas de rent a car: perdidas millonarias e inmovilización de la flota

MadridActualizado:

A partir del próximo miércoles, Madrid seguirá los pasos de Barcelona y obligará a llevar pegado en el parabrisas del coche o la moto los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT). Esta medida, incluida en la ordenanza de Movilidad entrará en vigor seis meses después de su aprobación. Los conductores que contravengan la normativa municipal y no exhiban la pegatina, sean o no residentes en Madrid, se exponen a multas de hasta 15 euros, ya que supone una infracción leve de la ordenanza.

Esta etiqueta divide en cuatro categorías a los vehículos en función de la contaminación que emitan: los Cero (de color azul) son los eléctricos e híbridos enchufables; los ECO (azul y verde), los híbridos enchufables; los C (verde), los turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014; y los B (amarillo), los turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2000 y diésel desde 2006 a 2014. Al resto, un total de 1.792.208 turismos (el 17,7 por ciento del parque móvil de la capital), no les corresponde el distintivo ambiental de la DGT.

Madrid Central y Protocolo

El gobierno de Manuela Carmena asegura que esta obligatoriedad tiene una «función pedagógica» y, además, «ayuda al control manual de las medidas contra la contaminación», puesto que se utiliza el criterio de las etiquetas para limitar la circulación durante los episodios de alta polución en el que salta el protocolo y para establecer las restricciones de acceso a Madrid Central.

Así, con Madrid Central, que entró en vigor el pasado 30 de noviembre en fase de pruebas, podrán moverse por el centro sin restricciones los vecinos empadronados, sus invitados por un día hasta un máximo de 20 al mes y los coches de las personas con movilidad reducida. El resto, deberán aportar etiquetado de la DGT para acceder. El sistema de cámaras leerá su matrícula y sabrá identificar con qué tipo de coche circula.

En cuanto al protocolo, a partir del escenario 2 los vehículos sin etiqueta, incluidas las motos, tendrán vetada la circulación por la M-30 y los barrios del interior de esta autovía. En el escenario 3 la prohibición para este tipo de coches se extiende a toda la ciudad, mientras que en el 4 la restricción se aplica también a los vehículos con pegatina B. Ésto dejaría fuera del centro urbano a 3,3 millones de vehículos.

En el último estadio, que nunca ha entrado en vigor, los C también tendrán estas limitaciones para circular. También se prohíbe la circulación de taxis libres que no estén de servicio, salvo que sean cero o ECO.

Los conductores que aún no tengan la pegatina pueden comprobar en la web de la DGT cuál les corresponde sólo con introducir la matrícula. En el caso de que su vehículo tenga las características adecuadas, podrá obtenerla en una oficina de Correos por cinco euros o comprarla por internet en páginas autorizadas por 6,5 euros.