Un libro, conciertos y nueve encargos celebran los 20 años de la Orquesta Reina Sofía

La Orquesta de Cámara Reina Sofía, dirigida por Nicolás Chumachenco, ofreció un breve concierto donde fueron interpretadas obras de Bach y Chaikovski

SUSANA GAVIÑA/
Actualizado:

MADRID. La Orquesta de Cámara Reina Sofía está de celebraciones al cumplirse el vigésimo aniversario de su creación. Para conmemorar tan emotiva fecha -el primer concierto fue realmente el 28 de mayo de 1984-, se han organizado varios conciertos, así como la publicación de un libro en el que el crítico músical José Luis García del Busto realiza una crónica de sus «primeros» veinte años de historia. Coincidiendo con este aniversario, se ha iniciado la constitución de una Fundación, bajo la Presidencia de Honor de su Majestad la Reina.

El acto que inauguró este homenaje tuvo lugar ayer en la Academia de Bellas Artes de San Fernando donde se presentó el citado volumen titulado «Veinte años de música», y en el que García del Busto aborda la génesis de la creación de una formación de cámara en un paisaje musical, el de 1984, donde no proliferaban este tipo de agrupaciones. No faltan menciones a aquellos musicos que pasaron por su podio y por sus atriles, así como las giras realizadas a lo largo de estos años. El crítico musical se ocupa exhaustivamente de la programación abordada por la orquesta, para lo que ha revisado un total de 260 programas. Esto le ha permitido comprobar que durante dos décadas la orquesta ha tocado más de mil partituras distintas, «con especial dedicación y apertura a la música española y a la música de nuestro tiempo».

Dentro de los actos de conmemoración, se han realizado nueve encargos a prominentes compositores españoles como Tomás Marco, José Zárate, Salvador Brotons, Zulema de la Cruz, José Luis Turina o Jesús Rueda, que se irán estrenando en sucesivos conciertos.

Después de la presentación del libro, la Orquesta de Cámara ofreció un breve concierto, presidido por Doña Sofía, acompañada de su hermana la princesa Irene de Grecia, en el que bajo la dirección de Nicolás Chumachenco, que también actuó como solista, interpretó el «Concierto para violín número2 en Mi mayor», de Bach, y la «Serenata para cuerdas en Do mayor», de Chaikovski.