Instituto Ciudad de Jaén, en Usera
Instituto Ciudad de Jaén, en Usera - GUILLERMO NAVARRO

En libertad el menor detenido tras el suicidio de un compañero de clase

Los compañeros apuntan a un acoso pero la Policía cree que no es determinante

MADRIDActualizado:

El menor que fue detenido el jueves por presunto acoso escolar hacia otro alumno que se suicidó después se encuentra en libertad, según indican a Europa Press fuentes conocedoras del caso. El arrestado pasó a dependencias del Grupo de Menores de la Policía Nacional, en colaboración con la Fiscalía de Menores, donde también prestó declaración. Fuentes de la investigación aseguraban que en un principio la causa determinante del suicido no tienen que ver con el acoso escolar.

El menor fallecido, de 16 años, tenía numerosos problemas y antecedentes autolesivos. De hecho, se intentó suicidar en 2016. Vivía con su madre en Madrid tras la separación de sus padres.

Las versiones que se han ido conociendo sobre el fallecimiento del alumno del Instituto Ciudad de Jaén (Usera) presentan matices importantes. Alumnos del instituto, compañeros tanto del fallecido como del detenido, comentaban ayer que el comportamiento de este último no era correcto. «No sabíamos que le hacía eso a Andrés –el nombre del fallecido–; solo que se metía a veces con la gente», explicaron, con acciones como quitarle la cartera o amenazarle, pero «lo hacía con todo el mundo».

«La clase está triste»

Aseguraron que toda la clase «está triste» por lo sucedido, y definieron a su compañero desaparecido como una persona «tímida» que «no hablaba», pero que jugaba al baloncesto con los otros estudiantes del instituto.

Por su parte, el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, pedía prudencia hasta que se esclarezcan los acontecimientos. El titular de la consejería insistió ayer en que el centro no activó el protocolo contra el acoso escolar porque «en ningún momento hubo algún gesto o algo extraño en el comportamiento del niño» que lo aconsejara.

La Policía Nacional, mientras tanto, trabaja sobr el caso. Según las primeras pesquisas, el presunto acoso no fue la causa determinante del suicidio, informaron a Efe fuentes de la investigación. Tampoco están claras las motivaciones suicidas, añade Ep citando también fuentes de la investigación.

Van Grieken, por su parte, insistió ayer en que no existe por el momento «ningún indicador» de que el suicidio de un menor «se trate de un caso de acoso escolar».

Afirmó que «el centro ha tenido toda la implicación a la hora de detectar, pero si ha ocurrido algo de lo que no eran conscientes desde luego no es porque no hayan puesto encima de la mesa todo el esfuerzo para haber detectado una situación de acoso escolar, si verdaderamente se estaba produciendo».