Aspecto de la nueva y moderna sede policial de Coslada, inaugurada en 2009
Aspecto de la nueva y moderna sede policial de Coslada, inaugurada en 2009

El laberinto del «caso Coslada»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ginés Jiménez, a su salida de la prisión el 20 de abril de 2009, junto a su abogado, tras pagar una fianza de 9.000 euros

POR M. J. ÁLVAREZ

FOTOS DANIEL G. LÓPEZ

Y DE SAN BERNARDO

MADRID. Una larga ristra de delitos, 26 agentes municipales detenidos y una supuesta mafia policial bautizada como el «Bloque» dirigida por el máximo responsable del Cuerpo: Ginés Jiménez, acusado en el sumario de los presuntos delitos de cohecho, extorsión, tenencia ilícita y depósito de armas, amenazas y prevaricación. Así se despertó el municipio de Coslada hace ahora dos años.

A algunos miembros del «Bloque» se les imputa explotación sexual, prostitución, consumo y tráfico de drogas y extorsión a empresarios. Además del «gratis» total que, a decir de decenas de encargados de negocios de hostelería, practicaba el líder. A ello se suma el presunto blanqueo de dinero que se investiga en una pieza a parte.

El escándalo se destapó el 8 de mayo y con él, comenzaron a conocerse detalles, algunos escabrosos, de la presunta corrupción larvada durante dos décadas de «total impunidad», a decir de los cosladeños, en los que imperaba la «ley del silencio».

«El bloqueo del «Bloque»»

La lluvia de denuncias y testimonios contra el «Bloque», su líder y su supuesto número dos, Carlos M. G., no cesaron tras el estallido de un caso que sigue, hoy por hoy, rodeado de las mismas luces y sombras que entonces, ya que la instrucción del proceso judicial no ha finalizado. Y la celebración del juicio ni siquiera se vislumbra por el momento. Fuentes de la Comunidad de Madrid, una de las acusaciones particulares, subrayan el bloqueo de las defensas que enfangan el caso, en un mar de diligencias que no aportan nada. «A cada denegación del juez, recurren ante la Audiencia Provincial. Así no hay forma de cerrar un procedimiento».

En cuanto al Ayuntamiento, segunda acusación, las mismas fuentes de la Comunidad consideran que «no ha colaborado en la investigación. Está ausente, cuando debería ser el principal interesado en que se aclaren las ramificaciones de la supuesta trama liderada por Ginés». «Prefieren llegar a las elecciones con esto empantanado, a que se abra el juicio y se determinen las condenas».

«El tiempo corre a favor de los acusados y en contra de la justicia. Todos están en la calle; pueden destruir pruebas y articular unas defensas a medida». Y todo ello, explican, con la colaboración de la Fiscalía y del Ayuntamiento «que no hacen nada por agilizar el asunto». También alertan del riesgo de que los delitos más graves, el blanqueo y la existencia del supuesto «Bloque», puedan ir cada vez a menos al ser más difíciles de acreditar por el retraso que distorsionan muchos testimonios.

Desde el Ayuntamiento de Coslada, gobernado por Ángel Viveros (PSOE), coinciden en la dilación de la instrucción. Y añaden que «el proceso ha tenido tres magistrados, lo que tampoco contribuye a que se agilice la causa», afirma Agustín Guisado (PSOE). Añade que, ahora, muchos testigos que acusaron a Ginés de extorsión «no ratifican sus denuncias o se retractan, no sabemos si por miedo o porque no se fían». «Es preciso que se cierre cuanto antes el capítulo más nefasto de la historia democrática de esta ciudad».

Ponen el acento en que «políticamente ha quedado demostrado que esas prácticas [las del «Bloque»] se llevaban realizando desde hacía lustros y que Viveros está al margen, algo que no puede decir el PP». Así, explica que su ex alcalde, Raúl López, está imputado en el «caso Coslada» por prevaricación y uso fraudulento de fondos públicos, causa que instruye un juzgado del municipio.

Desde las filas del PP en el municipio, Francisco Becerra sostiene que los ciudadanos «están deseando que se delimiten todas las responsabilidades, no sólo penales sino políticas, sobre todo en relación a Viveros». El embrollo continúa.

3

magistrados se han encargado hasta el momento de la instrucción del caso: un titular, una suplente y ahora, otra titular.

14

tomos tiene el caso «Coslada» por ahora, pues la instrucción no ha acabado.

20

de los 22 agentes de la Policía de Coslada implicados se han reincorporado al cuerpo, salvo Ginés y Carlos, el supuesto número dos.

700

euros cobra Ginés al mes, el 100% de la retribución básica por su condición de funcionario