El fuego estaba confinado en la azotea, por lo que no había riesgo de que se propagase - Reuters

Investigan un fallo eléctrico como causa del incendio en la azotea de un hotel en la Gran Vía

La densa humareda se veía a kilómetros de la capital. Las llamas solo afectaron a la cubierta del edificio construido en 2013

Aunque no se ordenó el desalojo, los huéspedes, alarmados, salieron a la calle en pijana y albornoz. Han sido realojados

MadridActualizado:

Un brusco despertar. Ese fue el que tuvieron ayer los huéspedes de Hotel Gran Vía Capital. Unas inmensas lenguas de fuego, acompañadas de una intensa humareda les hicieron salir del establecimiento, asustados. Algunos en pijama, albornoz o tapados con mantas que les facilitó el propio establecimiento de apartamentos turísticos. En ningún momento se ordenó su desalojo.

El motivo fue el incendio que se desató a las 8.15 horas en la azotea del inmueble que acoge apartamentos turísticos, situado en el número 48 de la céntrica calle, a la altura de Callao. Justo ahí se sitúa toda la instalación eléctrica, el equipo de refrigeración y el suelo técnico que sirve para cubrir el cableado. Todo ello quedó destruido. Las causas del siniestro se desconocen, por el momento, si bien todo apunta a una sobrecarga o a un fallo eléctrico.

Hasta el lugar se desplazaron hasta seis dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, varias unidades del Samur-Protección Civil, así como Policía Municipal y Nacional. El fuego estaba confinado en la cubierta, por lo que, por suerte, no había riesgo de que se extendiera, informó una portavoz de Emergencias Madrid.

El edificio más nuevo, construido en 2013

La densa columna de humo, escandalosa, era visible desde varios kilómetros de la ciudad. Sin embargo, todo quedó en un susto. Antes del mediodía los bomberos habían extinguido el fuego. Hasta entonces estuvo cortada la Gran Vía al tráfico rodado en ambos sentidos para facilitar la labor de los efectivos. Luego, mientras realizaban tareas de refresco y revisaban la estructura, permaneció cerrado el carril bus en Callao hacia Plaza España.

Los clientes del hotel -el edificio más nuevo de la avenida que inaugurado en 2013 que antes albergó el Banco Atlántico-, fueron reubicados a fin de garantizarles todos los servicios. Dos bomberos resultaron heridos leves, uno por un pequeño golpe de calor y otro por inhalación de humo.

Se da la circunstancia de que el verano pasado se desató otro incendio justo en la acera de enfrente.