El día 1 ingresarán los primeros pacientes en el Centro de Cocainómanos

El consumo de polvo blanco sigue aumentando: el pasado año el 63 por ciento de los pacientes de la Agencia Antidroga tomaba esta sustancia , un 4 por ciento más que en 1999. Para ayudar a esta población a la deshabituación, el día 1 abrirá sus puertas el «primer Centro Integral de Atención a Cocainómanos en régimen residencial de España y de la UE», según indicó Alberto Ruiz-Gallardón, en la inauguración oficial del recinto.

MADRID. M. J. Á.
Actualizado:

La patología de los adictos al «polvo blanco es más compleja que la de otras sustancias, al igual que los tratamientos terapéuticos» explicó el presidente regional Alberto Ruiz-Gallardón. Junto a ello, añadió el preocupante aumento del consumo, su penetración entre la población juvenil de 14 a 18, que no la percibe como riesgo, unido al insuficiente reproche y consentimiento social, «a pesar de que nos enfrentamos a una de las drogas más peligrosas, un asunto que nos preocupa, por encima de cualquier otra cosa».

RÉGIMEN RESIDENCIAL

Por ello, para abordar las terapias específicas que precisan estos enfermos y lograr su deshabituación ayer se inauguró oficialmente el primer Centro de Atención Integral a Cocainómanos en régimen residencial de España. «Una medida innovadora y valiente, como la tomada con la narcosala, que no tiene precedentes en ninguna administración pública».

Ocupará una planta completa en la Clínica Nuestra Señora de La Paz, gestionada por la Orden Hospitalaria San Juan de Dios. Con un total de 25 plazas en régimen residencial, comenzará a recibir pacientes consumidores de cocaína como droga principal, derivados por la Agencia Antidroga. Allí utilizarán las instalaciones del hospital: piscina, talleres y gimnasio y recibirán atención durante un periodo de unos 15 a 30 días, tras el cual, continuarán el proceso de deshabituación a través de programas ambulatorios.

El consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, precisó que «el tratamiento que se aplicará será, sobre todo, psicoterapéutico, ya que no existe sustitutivo químico de esta sustancia, como ocurre, por ejemplo con la heroína». Los datos de la Comunidad referidos al pasado año revelan que el 38 por ciento de los fallecimientos por reacción adversa al consumo de drogas había consumido cocaína, en un 3 por ciento sola y el 45 por ciento de las urgencias hospitalarias. Mientras, creció en un cuatro por ciento el número de personas que la tomaban sola o mezclada con otras drogas distintas a la heroína. Al acto asistieron también el delegado del Plan Nacional Sobre Drogas, Gonzalo Robles y el gerente de la Agencia, José Cabrera.