Un ingeniero verificará los peligros de la carretera M-607

ABC | MADRID
Actualizado:

La Fiscalía Provincial de Madrid ha ordenado a un ingeniero de Caminos la realización del peritaje para que enumere y evalúe las irregularidades del kilómetro 28 de la carretera M-607, a Colmenar Viejo, uno de los puntos negros de la región porque ahí se encuentra la «curva de la muerte».

Como informó ABC, dicho peritaje es parte de las diligencias abiertas para determinar si la Comunidad de Madrid -propietaria de la vía- ha incurrido en un delito tipificado en el Código Penal por «no restablecer la seguridad de la vía, cuando haya obligación de hacerlo». Con tales diligencias -abiertas por la Fiscalía de Madrid el pasado 9 de marzo-, están de acuerdo la Fiscalía de Seguridad Vial y el Tribunal Supremo.

Se trata de fijar el grado de responsabilidad que se corresponde al Gobierno regional por no atender el mal estado de la vía o, en su lugar, por no variar su trazado, calificado de peligroso por los expertos en seguridad vial.

Entre el 2 de enero de 2008 y el 7 de marzo de 2010, la Dirección General de Tráfico ha contabilizado, desde el kilómetro 9,5 hasta el 55,8 de la M-607 un total de 723 accidentes en los que hubo 456 víctimas. De ellas, 9 mortales.

A principios de marzo, el consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, aseguró que se iban a realizar, ya mismo, una serie de obras urgentes en el tramo más peligroso. Según el consejero, la curva del kilómetro 28 va a desaparecer. «Vamos a quitarla prácticamente y a asfaltar todo el tramo, mejorando sus condiciones». La Consejería de Transportes e Infraestructuras llevará a cabo una reforma de la carretera desde el kilómetro25,7 hasta el 35,6.

Ya se han colocado bandas en el suelo para reducir de 100 a 80 kilómetros por hora la velocidad. Mediante una señal, se recomendará reducir a 60 en caso de lluvia.

La alarma saltó por la grabación que hizo la madre de Juan Carlos, un joven de 22 años, que murió en ese «punto negro» de la M-607.