Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP a la presidencia regional - ABC / Vídeo: Rivera se presenta como líder de la oposición tras el 28A

El hundimiento del PP permitiría sumar a PSOE y CS en la Asamblea

Los socialistas ganan en la región por primera vez tras 33 años. Podemos pasa de segundo a cuarto lugar, y Ciudadanos adelanta a los populares

Actualizado:

El PSOE se alza con la victoria en votos en la región, la primera desde 1986, con un 27,3 por ciento de apoyos. Ciudadanos se convierte en segunda fuerza, catapultada por un incremento de más de 85.000 apoyos. Y el PP se desploma, quedándose prácticamente con la mitad de los votos que obtuvo en 2016: pierde más de 630.000 votos, 8 escaños y casi un 20 por ciento de apoyos. Es el panorama de unas elecciones generales que, acercando el «zoom», complican las posibles alianzas de cara a los comicios autonómicos del 26 de mayo.

PSOE y CS suman

Una primera lectura de los resultados electorales al Congreso en la Comunidad de Madrid pone de manifiesto que, de repetirse la tendencia que se ha visto en las urnas, la alianza de PSOE y Ciudadanos sumaría votos suficientes para formar gobierno. El inconveniente aquí estriba en el «cordón sanitario» que la formación naranja impuso sobre los socialistas. Si este «veto» impuesto por la dirección nacional de Cs se levantara, Ángel Gabilondo, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, e Ignacio Aguado, el cabeza de lista naranja a presidir la autonomía, podrían conformar gobierno.

Esta combinación sería posible por la tremenda caída de votos de los populares, que en Madrid pierden casi la mitad de los que obtuvieron en junio de 2016. En cuanto a Unidas Podemos, resulta más complicado interpretar los resultados de ayer en clave autonómica, dado que en la Comunidad esta formación se ha fraccionado y se presenta bajo dos siglas distintas: por un lado, Íñigo Errejón como Más Madrid; y por otro Unidas Podemos, Izquierda Unida y Anticapitalistas, con Isabel Serra.

Los bastiones perdidos

Algunos tradicionales feudos populares han experimentado también la hemorragia de votos sufrida por esta fuerza. Ocurre por ejemplo en Las Rozas, donde Ciudadanos se convierte en primer partido.O en Boadilla, la localidad que gobierna como alcalde Antonio González Terol –que no se presenta a la reelección– y donde también pierde el PP la posición predominante.

Parla, gobernada ahora por el PP, cae hasta la quinta posición, por detrás de PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox. Y en Alcorcón, donde es alcalde el popular David Pérez (número dos de la candidatura a la Comunidad), los comicios generales arrojan un resultado que deja al PP como tercera fuerza. En Torrejón, donde también gobiernan con mayoría absoluta, los votos al Congreso los sitúan los cuartos.

El cinturón, más rojo

El tradicionalmente denominado «cinturón rojo», que dejó de serlo en los años de bonanza del PP, recupera el tono por el «empujón» del voto socialista. Son la fuerza más votada en Parla, en Fuenlabrada, Móstoles, Getafe, Leganés y Aranjuez. E incluso en Rivas Vaciamadrid, que en el campo municipal es un bastión de Izquierda Unida desde hace años, el PSOE ha sido ayer la fuerza más votada.

El aliento de Cs

En el cómputo general de votos en la Comunidad de Madrid, los votantes de Ciudadanos superan a los del PP en algo más de dos puntos. Si se acerca la lupa a los municipios, se ve que Cs ha adelantado a los populares en varios y le pisa los talones en otros: sobrepasa al PP en votos en Alcalá de Henares, Coslada, Torrejón o San Fernando de Henares, localidades todas ellas donde el PSOE se ha convertido en primera fuerza. También es el primero Ciudadanos en Las Rozas, Torrelodones y en Boadilla del Monte.

En Majadahonda y en Pozuelo, el PP es todavía la primera fuerza, pero se ve seguida muy de cerca por la formación naranja. La segunda ciudad en población de la Comunidad, Móstoles, encuentra a Ciudadanos en el segundo lugar en número de votos. Y esta es la misma posición que ocupa la formación naranja tanto en Alcobendas como en San Sebastián de los Reyes, adelantando al PP en ambos casos y relegando a éste a tercera y cuarta fuerza política, respectivamente.

La capital, a la derecha

El PSOE ha sido el partido más votado también en la capital. Pero el bloque de la derecha –PP, Ciudadanos y Vox– suman casi un millón de votos, que suponen 200.000 más que los de los socialistas y Unidas Podemos juntos. En el caso de Madrid es más difícil extrapolar datos, dado que la alcaldesa, Manuela Carmena, se presenta por un partido diferente de la formación morada; Unidas Podemos no presenta lista propia en la ciudad; y los sondeos otorgan al PSOE unos resultados peores de los que las urnas le han dado en las generales.

Por distritos, el PP mantiene sus feudos clásicos: sigue siendo la fuerza más votada en Moncloa, Chamberí, Retiro, Chamartín y Salamanca. En estos dos últimos, de hecho, las tres primeras fuerzas son PP, Ciudadanos y Vox. También es fuerza hegemónica en Fuencarral-El Pardo. Ciudadanos gana en Barajas y Hortaleza, convirtiéndose por primera vez en la fuerza más votada en ambos, arrebatándole ese puesto al PP.

El PSOE se convierte en el partido con más apoyos en Arganzuela, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal, Latina, Moratalaz, Puente y Villa de Vallecas, San Blas, Tetuán, Usera, Vicálvaro y Villaverde.

Los triunfos de Vox

Vox tuvo un buen resultado, en general, en la Comunidad: más de 500.000 votos. Pero, además, fue primera fuerza en nueve localidades de la región: Garganta de los Montes, Griñón, Navacerrada, Navas del Rey, Ribatejada, Robledo de Chavela, Serranillos del Valle, Torrejón de Velasco y Villamantilla.