Los hombres G en un concierto en WiZiink Center de Madrid
Los hombres G en un concierto en WiZiink Center de Madrid - ISABEL PERMUY

Hombres G: «Hemos cumplido sueños que ni siquiera teníamos»

La banda llega a Los Conciertos de la Muralla tras arrasar en su gira americana

MADRIDActualizado:

Cuando en 2001 Hombres G optaron por volver a la actividad diez años después de separarse, una de las razones de más peso fue la insistencia del público americano. Pensaron que le debían una oportunidad más de encontrarse con la leyenda, y decidieron dársela. Muchos pensaron que después de aquella gira la nostalgia se disiparía y cada miembro del grupo volvería por donde había venido. Pero nada más lejos de la realidad.

Desde entonces han vuelto a cruzar el charco varias veces, han publicado seis discos de estudio, uno en directo y un recopilatorio, y hace un par de meses terminar otra gira americana que ha sido un éxito descomunal, con cierre por todo lo alto en el Radio City Hall de Nueva York, con el cartel de «sold out» brillando en los letreros de neón de la emblemática sala de conciertos de la Sexta Avenida. «La verdad es que ha sido impresionante, creo que nunca lo vamos a olvidar», asegura su cantante, bajista y compositor David Summers. «Después de tantos años, recibir este tipo de satisfacciones nos da la vida. Hemos cumplido sueños que ni siquiera teníamos, como hacer “sold out” en todos los conciertos, incluidos el Hollywood Bowl de Los Angeles y el Radio City de Nueva York. Ha sido algo que quedará en nuestra memoria para siempre».

En España no ha sido diferente. Desde su reunión no han parado de tocar por todo el país, arrasando a su paso por enormes recintos como el Calderón (en 2005) o más recientemente el Wizink Center. Así que no, no había nostalgia. Sólo ganas de bailar rock’n’roll.

Esta noche llevarán su fiesta a Los Conciertos de la Muralla de Alcalá de Henares, donde celebrarán otra velada de comunión con sus fans al ritmo de «Marta tiene un marcapasos», «Devuélveme a mi chica», «Venezia» o «El ataque de las chicas cocodrilo», una auténtica ristra de canciones del verano, de todos los veranos, de todos los «summers». «Creo que, antes, lo que se llamaba canción del verano era más importante», opina su autor. «Ahora se ha perdido eso, o por lo menos para mí. Hace muchos años que no sé cuál es la canción del verano... ni me importa». Por su parte, tiene claro que con el repertorio de Hombres G a pleno rendimiento, el concierto en el Recinto Amurallado del Palacio Arzobispal será «sin duda acojonante» porque «en Alcalá tenemos un público históricamente espectacular».

Sólo unos días después, a primeros de septiembre, deberían empezar a conocerse los detalles del esperadísimo nuevo álbum de Hombres G con canciones inéditas, un disco «que sorprenderá mucho» y que está «prácticamente terminado a falta de un par de retoques», asegura Summers. «No ha salido antes porque no ha habido momento, sinceramente... Llevamos sin parar de hacer giras desde noviembre del año pasado, y aún nos queda hasta mediados de diciembre». Precisamente por eso tampoco ha podido dar continuidad a otra de sus facetas artísticas, la literaria, que hasta ahora le ha traído grandísimas alegrías . «Si, me gustaría retomarlo», asegura. «Aunque para eso necesito un poco de tranquilidad y no viajar tanto…».