<a href="http://www.abc.es/fotos-madrid/20121004/zona-sido-hallado-muerto-1503443725455.html">Zona en la que ha sido hallado muerto el menor desaparecido</a> - ABC
sucesos

El padre del niño desaparecido confirma que es el cadáver de su hijo

El helicóptero de la Policía Nacional lo ha encontrado esta mañana flotando en la laguna junto a la que jugaba el pequeño Gabriel Vidrascu

m. j. álvarez
madrid Actualizado:

Gabriel Vidrascu, el menor de 12 años de origen rumano desaparecido desde el 24 de septiembre en Vicálvaro, ha sido hallado muerto esta mañana en una laguna del antiguo campo de minas de la zona donde desapareció. Su padre Ginel Vidrascu ha confirmado a Telemadrid que se trata de su hijo y que ha reconocido el cuerpo en el Instituto Anatómico Forense.

La Policía Nacional ha encontrado el cadáver desde su helicóptero en esa zona, de muy complicado acceso y que estaban peinando desde primera hora de esta mañana. La Unidad Subacuática de los Bomberos de Madrid rescató el cuerpo del menor.

Hasta el lugar se desplazó también el juez y Ginel Vidrascu, el padre de Gabriel, al que tuvieron que asistir los psicólogos del Samur. La autopsia será la que esclarezca la causa del óbito.

Accidente, no secuestro

El menor salió el día 24 de septiembre a jugar al parque de la Vicalvarada, algo que solía hacer. Cinco días antes, había tenido una pelea con otro crío de una familia de etnia gitana que había ido luego a pedirle cuentas a los padres de Gabriel.

Por eso, cuando desapareció, se pensó que esa disputa de críos podría estar tras el asunto. Sin embargo, como ha venido informando ABC, la Policía Nacional sospechaba que en realidad habría sufrido un accidente en la zona de antiguas minas de Vicálvaro.

El problema de las lluvias

Descartaban el secuestro y la desaparición voluntaria. Creían que el chaval habría tropezado en esa área, muy rocosa y llena de recovecos y lagunas, por lo que movilizaron el sábado pasado a los agentes para una búsqueda más intensa que las iniciales. Sin embargo, cayó una gran tromba de agua, que imposibilitó la batida.

Hasta que hoy por la mañana, cuando el subsuelo lo ha permitido, las unidades especializadas se han trasladado al área y por fin han dado con el crío, aunque desgraciadamente muerto.