Una bicicleta de Mobike tirada en la acera obstaculizando el paso
Una bicicleta de Mobike tirada en la acera obstaculizando el paso - ASOCIACIÓN VECINOS RETIRO NORTE

Guerra a las bicicletas de alquiler: «Es una invasión; están tiradas por todas partes»

Los vecinos piden sanciones para los usuarios y el Cermi exige que se prohíba su uso

MADRIDActualizado:

Las bicicletas de alquiler, al igual que los patinetes eléctricos, llegaron para quedarse. Su integración en la capital es más que evidente, pero no dejan de provocar molestias y de ser un obstáculo para los viandantes, que se ven desplazados de la vía pública. «Están tiradas por todas partes», denuncian.

Aunque el problema se extiende a toda la ciudad de Madrid, los vecinos de Retiro Norte –uno de los barrios más afectados– insisten en que la zona está llena de bicis «tiradas o mal colocadas que acaban cayéndose». No es que se haya producido un repunte de casos en los que los usuarios de estos vehículos compartidos incumplan las normas, sino que, aseguran, se trata de un «problema global de movilidad».

Bici de Mobike aparcada en la acera
Bici de Mobike aparcada en la acera - MAYA BALANYA

«De manera frecuente, prácticamente todos los días, hay alguna tirada, mal colocada, que impide el paso o que no está convenientemente puesta», explica Alejandro Merino, presidente de la asociación. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) cree también que la «invasión anárquica» de estos vehículos es una «cuestión de seguridad pública en términos de emergencia». El mal uso que se hace de las bicicletas de alquiler y los patinetes, «pone en peligro la integridad e indemnidad de los peatones», según el Comité. Hacen especial énfasis en que esto afecta, sobre todo, a los «más frágiles, como personas con discapacidad, mayores y niños», que están siendo «expulsados del espacio público».

Civismo de los usuarios

«A veces son las de Bicimad y otras tantas las de Mobike». Los vecinos de Retiro aclaran que en el caso de las bicicletas de Bicimad, reguladas por el Ayuntamiento, son más frecuentes los «actos de vandalismo» que otra cosa.

Sin embargo, ya han encontrado varias bicicletas de la empresa privada Mobike tiradas en mitad de la calle, siendo objeto de tropiezo de muchos de los transeúntes. Mientras que Bicimad tiene sus propios aparcamientos para poder dejar las bicis en sus módulos correctamente, Mobike permite estacionarlas en cualquier parte, obstruyendo las aceras. «Las de Mobike, como se pueden dejar en cualquier lado, pasa como con los patinetes... Depende del civismo de los usuarios», dice Merino.

«No es algo terrible, pero son esas pequeñas molestias, sobre todo, para personas con movilidad reducida o que tienen algún tipo de discapacidad, que les impiden desarrollar su día a día con normalidad», aclara.

Para evitar eso, la asociación de vecinos pide que se sancione de alguna manera a los usuarios de las bicicletas. «Hacemos un poco responsable a la empresa», comenta. Quieren que aquellos que no aparquen bien la bici o cometan alguna infracción sean castigados con medidas como la retirada del carnet durante un tiempo o se les imponga cualquier otra sanción.

El Cermi ha sido más tajante: exige que se adopten «con urgencia» ordenanzas municipales que «prohíban taxativamente la circulación y el estacionamiento de patinetes eléctricos y demás vehículos de movilidad personal en las aceras y demás espacios de uso peatonal, como parques y jardines».

Desde el Comité critican que existan «situaciones de burla e impunidad de las normas», pues los usuarios no cumplen el reglamento. Por su parte, los vecinos de Retiro afirman que «mientras haya autorización para que estas empresas puedan actuar, poco más puede hacer el Ayuntamiento», que ya reguló los patinetes y las bicis de Bicimad. «No cargamos contra el Consistorio; creemos que tanto esta corporación como la anterior, sí están funcionando bien en este sentido». Los vecinos insisten en que la culpabilidad de los usuarios que hagan mal uso del servicio, sea competencia de la empresa.

Con la nueva Ordenanza de Movilidad en materia de bicis, se regulan las líneas de detención adelantada (avanzabicis) y se prohíbe su circulación por aceras, calles y zonas peatonales, entre otras medidas. Aún así, el Cermi propone que la prohibición de circular y estacionar sea «obligación de todo el país y no quede a voluntad de cada ayuntamiento».