Pancarta desplegada en un panel informativo de la A-1
Pancarta desplegada en un panel informativo de la A-1

Greenpeace despliega una pancarta en la A-1 para denunciar la contaminación: «Madrid se asfixia»

Activistas de la ONG reclaman a las administraciones acciones concretas que ayuden a «dejar el coche en casa»

MADRIDActualizado:

Al fondo, las cuatro torres; delante de ellas, un panel informativo de la DGT que hoy ha cambiado su mensaje habitual. «Madrid se asfixia» es el letrero puesto en él, en vez de la indicación sobre el límite de velocidad a causa de la activación del escenario 2 del protocolo antipolución. Todo se debe a una acción llevada a cabo por activistas de Greenpeace para denunciar la mala calidad del aire en la capital. La organización ecologista ha colgado pancartas sobre un panel de señalización variable en el enlace de la M-30 con la A-1 coincidiendo con la hora punta de tráfico de entrada a la ciudad.

En él también podía leerse «38.000 muertes al año por contaminación» y «No más coches», alertando del peligro que suponen las altas concentraciones de dióxido de nitrógeno para la salud pública.

La entidad recuerda que la contaminación es un problema que va más allá del ámbito municipal y se ha referido concretamente a los casos de Coslada o Getafe que «han registrado niveles de polución por encima del límite fijado por la Unión Europea» esta semana.

«Mientras que medidas como el nuevo protocolo o Madrid Central han resultado efectivas en el interior de la ciudad, los accesos desde otros municipios siguen colapsados con un número excesivo de automóviles, tal y como estamos comprobando hoy en la A-1», ha explicado Greenpeace.

Por este motivo reclaman a las administraciones públicas que garanticen un transporte público rápido y eficaz que «invite a dejar el coche en casa, algo que la Comunidad de Madrid no puede seguir boicoteando al recurrir judicialmente una medida efectiva como Madrid Central mientras reduce al mismo tiempo las frecuencias de Metro».

Dos activistas de Greenpeace sostienen una pancarta contra la contaminación
Dos activistas de Greenpeace sostienen una pancarta contra la contaminación

Con esta acción, Greenpeace ha querido recordar a las administraciones que la «restricción de los vehículos de combustible fósil es la medida más efectiva para frenar los niveles de contaminación en las áreas urbanas». Además, deben adoptar medidas concretas para potenciar el transporte público y reducir la contaminación provocada por la dependencia del coche.

En este sentido, ha defendido la necesidad de aprobar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y que los gobiernos autonómicos deben recuperen «la oferta de transporte público recortada durante la crisis económica, así como implantar billetes integrados que faciliten la intermodalidad entre los diferentes transportes».

Asimismo, animan a los ayuntamientos a que sigan con la ejecución de sus respectivos Planes de Movilidad y Calidad del Aire y «potencien un reparto más justo del espacio público».