Granados ve «irresponsable» dar datos sobre incendios a mitad de campaña

MARÍA CANDELA | MADRID
Actualizado:

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, calificó ayer de «irresponsable» la decisión de facilitar datos sobre incendios forestales a mitad de campaña estival. Con este apelativo desestimaba las declaraciones hechas por la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, cuando el pasado martes, en un acto con la Unidad Militar de Emergencias (UME), afirmó que desde el pasado 15 de junio se han registrado en Madrid 118 incendios, en los que se han quemado 572,91 hectáreas, un 218 por ciento más que el mismo período del pasado año.

Sin embargo, según Granados, los datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno «no se ajustan a la realidad y es lógico que sea así, porque no es competencia del Gobierno, sino de la Comunidad de Madrid, que es quien actúa en el 90 por ciento de los incendios forestales en exclusiva».

El 85 por ciento, conatos

Por su parte, el Consejero aseguró que el número de incendios ha crecido un 80 por ciento este verano y la superficie forestal quemada un 13,5 por ciento, «y no más de un 200 por ciento», arguyó. Granados advirtió, asimismo, de que en torno al 85 por ciento de los incendios han sido calificados como conatos, ya que no se ha quemado más de una hectárea.

El consejero admitió, no obstante, que 2009 está siendo «un mal año desde el punto de vista metereológico y, por lo tanto, debemos estar muy atentos.»

Granados hizo estas declaraciones durante su asistencia a una maniobra simulada de rescate de los Bomberos en el río Alberche, donde tres personas han tenido que ser rescatadas en los dos últimos meses.

Déficit de juzgados

En otro orden de declaraciones, Francisco Granados admitió que existe un déficit de juzgados en la Comunidad de Madrid. «Faltan ocho funcionarios por juzgado y en Madrid hay cien juzgados»; aunque, sobre todo, faltan «en torno a cien jueces, que es lo más importante y lo más difícil», aseveró.

El consejero solicitó al Ministerio de Justicia que otorgue a la Comunidad la competencia de convocar nuevas plazas, para que el grado de interinidad descienda.