Granados avisa que el carné de porteros de discoteca «no es la panacea»

Actualizado:

M. I. S.

MADRID. El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, afirmó ayer que obligar a los porteros de discotecas a acreditarse «ha sido una medida positiva», aunque «no es la panacea, porque es un asunto de orden público que compete a la Policía Nacional y a la Guardia Civil».

Granados recordó que ya ha habido dos exámenes para acreditar a controladores de acceso -así es como ser les denomina oficialmente-, y que son 3.000 las personas con este carné, obligatorio desde el pasado 5 de abril.

El consejero aseguró que el efecto de regular a quienes controlan la entrada a las discotecas «ha sido positivo», aunque insistió en que «ésta no es la gran solución» Reiteró que el problema tiene varios vértices, por ejemplo todo lo que compete a las autoridades gubernativas, pero que nosotros, si podemos ayudar, ayudaremos porque se ha demostrado que es bueno».

«La puesta en marcha de los exámenes -explicó-, es una labor que debe continuar siempre que haya suficientes personas interesadas. Nosotros ya nos hemos mostrado dispuestos a hacer cuántas convocatorias sean necesarias para que no haya personas que se quieran examinar y no puedan».