Cuarteles de Defensa en Campamento
Cuarteles de Defensa en Campamento - José Ramón Ladra

La gran promesa de Carmena para un nuevo mandato: la operación Campamento

La alcaldesa anuncia que ha pedido a Fomento reactivar los planes sobre los terrenos que Defensa mantiene en venta para construir más de 11.000 viviendas

MadridActualizado:

El Debate del Estado de la Ciudad de Madrid se ha dilatado más de lo esperado. Manuela Carmena, que no tenía límite de tiempo para comenzar su exposición, ha relatado durante dos horas los logros de su equipo de Gobierno en los tres años que llevan de legislatura. A lo largo de su «mitin», como lo han calificado los portavoces de la oposición, ha deslizado algunas promesas electorales. La de mayor calado, la reactivación de la operación Campamento, un proyecto que lleva más de treinta años deambulando entre los planes políticos de las tres administraciones y que nunca ha conseguido salir adelante por falta de viabilidad económica.

La regidora, que ha sacado pecho sobre la política urbanística de su mandato, mencionando operaciones desatascadas como Mahou-Calderón, Wanda Metropolitano o el Bernabéu, ha revelado que ya ha iniciado las conversaciones con el Ministerio de Fomento para llegar a construir 11.150 viviendas sobre los 2,1 millones de metros cuadrados sobre los que se mantienen los cuarteles abandonados del Estado. En 2005, Alberto Ruiz-Gallardón planeaba construir allí 22.100 pisos, aunque en 2009 se acordó reducirlas a 10.700, con la previsión de haberlas erigido en 2012. El planeamiento nunca avanzó.

La exjuez se reunió en julio de 2015 con el entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés, por el anuncio de la subasta de los terrenos. De aquellas conversaciones no trascendió ningún interés municipal más que el mero gesto político. De hecho, por aquel entonces sólo hubo un interesado en adquirirlos: Wang Jianlin, el magnate del Dalian Wanda Group, que llegó a poner 3.000 millones de euros para invertir en su ciudad de Campamento. La venta pública fracasó un año más tarde y, hoy, el espacio continúa a disposición del mejor postor.