MAYA BALANYA
Comunidad de Madrid

El Gobierno regional denuncia la «irresponsabilidad» de los municipios que boicotean a Cruz Roja

Llama a PSOE y Podemos a «tomar cartas en el asunto» para que sus alcaldes depongan el veto sobre los autobuses de donantes de sangre

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Cristina Cifuentes, ha vuelto a hacer un llamamiento a los cinco ayuntamientos de la región que han vetado la entrada de los autobuses de Cruz Roja que recogen donaciones de sangre en las calles y les ha instado públicamente a que depongan su actitud. El portavoz del Ejecutivo, Ángel Garrido, ha denunciado que el boicot aprobado por los plenos municipales es «una auténtica irresponsabilidad» que daña el sistema sanitario y pone en riesgo las reservas de sangre.

«Es un asunto que puede ser de vida o muerte para algunas personas. Hacemos un llamamiento para que depongan esta actitud», ha considerado Garrido en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno autonómico.

La izquierda ha impulsado el boicot contra los autobuses de Cruz Roja porque denuncian que la Comunidad conveniase en 2013 que la ONG sería la responsable única de recogida de sangre en las calles de la región, labor que viene realizando desde 1960. Para sufragar los costes del proceso, financia con 67 euros cada bolsa de sangre recogida.

El Ejecutivo, del PP, ha solicitado también a los grupos de PSOE y Podemos en la Asamblea de Madrid para que «tomen cartas en el asunto» y hablen con sus ayuntamientos. Se trata de San Fernando de Henares, gobernado por San Fernando Sí Se Puede, y Coslada, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio y Torres de la Alameda, estos cuatro últimos regentados por el PSOE. Desde el partido socialista aseguran que se ha convocado una reunión en las próximas fechas para tratar de atajar un boicot que no comparten sus responsables del área de Sanidad.