El Gobierno pondrá más policía en las fiestas madrileñas

EP | MADRID
Actualizado:

La delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, ha asegurado que habrá un refuerzo especial a nivel policial, en coordinación con los policías locales y la Guardia Civil, para las fiestas que se celebrarán en los próximos días en los diferentes municipios madrileños, con el fin de asegurar la seguridad de los ciudadanos que acudan a divertirse.

"Esto del sábado no puede salir gratis, ni a los adultos ni a los menores a través de sus padres, que tienen la responsabilidad de inculcarles valores", ha aseverado el consejero de Presidencia, Justicia y Interior, Francisco Granados, quien coincidió con la delegada del Gobierno en la necesidad de incidir en la educación de valores.

Ambos han coincidido en una reunión en la que han abordado la batalla campal sucedida este fin de semana en Pozuelo de Alarcón, donde fueron detenidos veinte jóvenes, siete de ellos menores y diez policías resultaron heridos.

Valcarce ha anunciado además la creación de una comisión de trabajo con la Federación Madrileña de Municipios (FMM) para delimitar y debatir las ordenanzas municipales sobre las condiciones de aplicación de la Ley autonómica de Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos, conocida popularmente como 'ley del botellón', que entró en vigor en 2002.

La comisión establecerá planes locales y autonómicos para ofrecer a los jóvenes madrileños una alternativa de ocio y cultura saludable, según adelantó Valcarce. La responsable del Gobierno en Madrid explicó que en la comisión se trasladará a los ayuntamientos de la región la necesidad de "cumplir y hacer cumplir" la 'Ley Antibotellón'. Este grupo de trabajo contará con la presencia de asociaciones juveniles, de padres y vecinales para "concienciar sobre la gravedad que supone que los hechos de la madrugada del domingo vuelvan a producirse".

Asumir responsabilidades

Para Granados, la responsabilidad total y absoluta de lo ocurrido en Pozuelo corresponde a "los energúmenos" que se dedican a a"agredir a los policías, a destrozar el mobiliario público y a violentar la convivencia de las personas". "Esos son los verdaderos responsables. Esa responsabilidad no tiene que salir gratis. Lo importante es que ahora asuman su responsabilidad", reseñó.

El consejero aseguró que tanto él como Valcarce están "de acuerdo" en que la coordinación que hubo la madrugada del domingo entre la Policía Nacional y la Policía Local de Pozuelo funcionó "correctamente". "El dispositivo policial desplegado era el habitual en cualquier fiesta, incluso estuvo sobredimensionado", recalcó.

Granados y Valcarce insistieron en que los responsables asumirán las consecuencias de sus actos tanto en la vía penal como en la Administrativa. En la vía penal, los trece adultos detenidos quedaron ayer en libertad a la espera de nuevas diligencias, puesto que la investigación continúa abierta.

Se les acusa de desórdenes públicos, daños al mobiliario público y atentado a agente de la autoridad. Los siete menores detenidos pasarán hoy a manos de la Fiscalía de Menores, según señaló la delegada del Gobierno.

Por otro lado, la Delegación de Gobierno en Madrid ha abierto ya un expediente administrativo contra los jóvenes para el establecimiento de sanciones de tipo económico. "En estas cuestiones, hay una responsabilidad. En un Estado de Derecho hay que cumplir la Ley. Hay que cumplir con las sanciones", añadió.