Ángel Garrido, llevando sacos de peticiones de los niños a los Reyes Magos
Ángel Garrido, llevando sacos de peticiones de los niños a los Reyes Magos - COMUNIDAD

Garrido pide a los Reyes que le traigan «carbón» al Ayuntamiento de Madrid

Por sus políticas en materia de movilidad, que considera «nefastas»

MADRIDActualizado:

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha pedido «mucho carbón» a los Reyes Magos para el Ayuntamiento de la capital por sus medidas de movilidad, ya que considera que «es muy difícil hacerlo peor». «En materia de movilidad le damos mucho carbón, pero por favor que no lo quemen porque contaminarían más», ha señalado Garrido, que este viernes ha entregado a los Reyes Magos los deseos que los madrileños han dejado en la sede del Gobierno regional.

En opinión del presidente, el Ayuntamiento «ha completado un círculo no virtuoso, sino vicioso», dado que con Madrid Central ha conseguido que «todo el mundo esté molesto», haya «la misma o más contaminación» y los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) se utilicen «menos que nunca».

El presidente Garrido ha pedido además a los Reyes Magos que todo el mundo, y en especial los madrileños, tenga «trabajo» y una vida «normal y digna» en el año 2019.

Garrido ha entregado a los Reyes Magos los deseos que los madrileños han dejado durante los últimos días en la Casa de la Navidad y en el Bosque de los Deseos, instalados en la Casa de Postas y la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, respectivamente.

Deseos «curiosos»

Los pequeños, ha dicho Garrido, «siguen pidiendo las cosas importantes: que no haya guerras, que no haya hambre y que haya paz en el mundo». No obstante, el presidente ha leído otros deseos «curiosos» como «un pijama de unicornio», tener «un perrito» o «ver al ratón Pérez».

Según ha afirmado Garrido, más de 140.000 personas han visitado el belén instalado en la Real Casa de Correos, y más de 200.000 han dejado cartas y tarjetas en el Bosque de los Deseos. El presidente ha celebrado que tanta gente haya sido partícipe de una tradición «tan española» y «tan madrileña» como la de los Reyes Magos.

A título personal, Garrido ha pedido «salud» para él y su familia y no ha querido incluir en su carta a los Reyes la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid en el año electoral que ahora empieza, porque «no hay que pedir ese tipo de deseos» y será el líder del PP, Pablo Casado, quien «en fechas próximas» decida si concurre o no a los comicios como cabeza de lista.