Dos agentes cierran una de las puertas del parque del Retiro
Dos agentes cierran una de las puertas del parque del Retiro - MAYA BALANYÀ

El fuerte viento «cierra» El Retiro y causa la caída de árboles y farolas

Desalojados dos edificios en Bilbao tras el desprendimiento de un muro sobre el otro

MADRIDActualizado:

Las fuertes lluvias y las rachas de viento de más de 90 kilómetros en la capital e incluso de más de 110 kilómetros por hora en algunos puntos de la Comunidad obligaron ayer a cerrar El Retiro y causaron la caída de numerosas ramas, árboles, toldos de terrazas y farolas. El vendaval casi huracanado dejó ayer imágenes tan inéditas como el desprendimiento de la valla publicitaria que recubre la fachada del Edificio España. La lona rajada, que fue catalogada por el libro Guinness de los récords como la más grande del mundo por sus más de 241.93 metros cuadrados, ayer parecía una gigantesca vela anclada al célebre rascacielos de la capital.

Ante las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el Ayuntamiento de la capital se vio obligado a aplicar «el protocolo ante situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas», que supuso el cierre del parque madrileño desde las seis de la tarde de ayer hasta, al menos, las tres de esta tarde. «El objetivo es evitar que la caída de ramas o árboles puedan poner en riesgo a las personas que paseen por esta zona verde», sostiene el Consistorio. Antes de su reapertura, los técnicos municipales realizarán una primera inspección de las incidencias que se hayan podido producir y valorarán si situación es favorable para abrir sus puertas al público. La Policía Municipal colaboró en el cierre del recinto y se dio aviso tanto a los bomberos municipales como a los servicios médicos del o Samur para que actuasen en caso de emergencia.

Las inclemencias climáticas también provocaron los desvíos de doce líneas de autobús y causaron numerosos cortes de tráfico y retenciones en distintos puntos de la ciudad, como las calles Carranza, Princesa, Gran Vía, Alcalá y Cuesta de San Vicente, así como en los túneles de la plaza Mayor y de República Argentina.

Además, ante el desprendimiento de la lona publicitaria del Edificio España, los equipos de emergencias ordenaron la interrupción del tráfico en la plaza. Este suceso afectó a las rutas de doce líneas de autobuses que circulan por Gran Vía y Princesa: 1, 2, 3, 46, 74, 133, 138, 146, 147, 148, C1 y C2, entre las 17 y las 19 horas. Según el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid, en la plaza de España, los servicios de emergencia cortaron el tráfico en la confluencia de las calles Princesa con San Leonardo en sentido Gran Vía, y desde la plaza de Cibeles hacia las calles de Alcalá y Gran Vía, así como el acceso a la cuesta de San Vicente desde la calle Bailén.

Cascotes

Los vecinos dos inmuebles de la calle de Carranza número 25, en el distrito centro, tuvieron que ser desalojados cuando el muro un bloque de oficinas se cayó sobre la cubierta de otro más bajo. Pese al derrumbe, no hubo que lamentar víctimas, según indicó a Efe un portavoz de Emergencias Madrid. Como consecuencia del siniestro el tráfico rodado quedó cortado entre las glorietas Ruiz Jiménez y Bilbao, sentido plaza de Colón.

Ocho dotaciones de los bomberos del Ayuntamiento tuvieron que intervenir para retirar los cascotes, sanear la fachada afectada y comprobar los daños de la cubierta del edificio de viviendas. Por su parte, los agentes de la Policía Municipal acordonaron, a la que también se desplazaron coches patrulla de la Policía Nacional y una UVI del Samur-Protección Civil de forma preventiva.

Asimismo, se produjeron incidencias en el túnel de la plaza Mayor, lo que interrumpió el acceso de la calle Toledo en sentido a la plaza de los Herradores, y en el túnel de la República Argentina, donde se cortó el carril derecho en sentido Avenida de América.

La fuerza del viento también causó la caída de, al menos, seis árboles en la calle en la Vía Lusitana, al igual que en la calle Pingüino. En el norte de la capital, en la calle de Almagro y en el paseo de la Castellana a la altura de la plaza de Cuzco, también se produjeron incidencias por la caída de árboles. Además, en la calle del Padre Piquer, un chopo de grandes dimensiones se cayó sobre un coche, mientras que en Joaquín Arroyo un árbol afectó a dos vehículos y una farola.