Beatriz López Doncel - ABC / Vídeo: La auxiliar de enfermería estaba bajo vigilancia policial

La frialdad de la auxiliar de enfermería asesina de Alcalá

La fiscalía pide 40 años de cárcel para Beatriz López Doncel, acusada de matar a dos pacientes inyectándoles aire

MADRIDActualizado:

La Fiscalía del Área de Alcalá de Henares solicita un total de 40 años de prisión para Beatriz López Doncel, la que fuera auxiliar de enfermería del Hospital Príncipe de Asturias acusada de acabar con la vida de dos pacientes inyectándoles aire en las venas. La procesada, además, puede ser inhabilitada durante diez años para desempeñar actividades como auxiliar de clínica en cualquier hospital o centro médico.

El escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público, al que ha tenido acceso ABC, considera que la sanitaria cometió, presuntamente, los crímenes «siendo sus funciones el cuidado y atención de los pacientes ingresados en las habitaciones asignadas al control de enfermería B de la planta 5ª, dedicada al servicio de enfermería interna».

Sobre el relato de hechos, especifica: «A primeras horas de la mañana del 29 de julio de 2015, cuando la acusada se enconraba trabajando, entró en la habitación 532-2, ocupada por la paciente L. M. S., de 92 años de edad, cuya alta hospitalaria estaba prevista para el día siguiente». Según la acusación pública, «con ánimo de causar su muerte de forma inmediata y aprovechando que en esos momentos no se encontraba acompañada de ningún familiar, le inyectó con una jeringuilla gran cantidad de aire en el sistema circulatorio a través de la vía que tenía colocada en el brazo».

La enferma entró en parada cardiorrespiratoria. Falleció a las 9.40 horas del mismo día, a causa de una embolia gaseosa pulmonar masiva, «pese a las maniobras de reanimación que le fueron practicadas por los sanitarios». L. M. S. dejó dos hijos, uno de ellos con una minusvalía del 86%.

El segundo caso tuvo lugar dos años después, «sobre las 15.35 horas del 2 de agosto de 2017». Beatriz Doncel, afirma el fiscal, «guiada por el mismo ánimo de ocasionarle la muerte, entró en dos ocasiones en la habitación 528, ocupada por la enferma C. D. F., de 86 años, y otra paciente de avanzada edad y en estado semicomatoso». A la primera, le hizo lo mismo que a su víctima anterior, falleciendo a las cuatro de la tarde de ese mismo día. C.D. F. dejaba a dos hermanos mayores de edad.

La exauxiliar de enfermería se encuentra en prisión provisional desde el 5 de agosto de 2017, acusada de dos delitos de asesinato, en concepto de autora. Además de las penas privativas de libertad, la Fiscalía exige que pague 32.000 y 40.000 euros de indemnización a los hijos de L. M. S. Y otros 20.000 a cada uno de los hermanos de C. D. F. Señala a la mutua del hospital como responsable civil directo y a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid como responsable civil subsidiaria.

El juicio deberá celebrarse, precisa el escrito, antes del 28 de julio de 2019, habida cuenta de que es cuando expira los dos años de prisión provisional para la rea, a no ser que se considere una prolongación de esa medida cautelar.

Como pruebas fundamentales, aporta las grabaciones de las cámaras de seguridad, las autopsias, informes médicos y fotografías; así como las propias declaraciones de la encausada y los testigos, muchos de ellos compañeros de trabajo de Beatriz López Doncel, de 39 años.