La Fiscalía y el PP, a la greña

TATIANA G. RIVAS/ EP | MADRID
Actualizado:

La investigación de la Fiscalía de Madrid para determinar si el titular de la M-607, la Comunidad de Madrid, tiene algún tipo de responsabilidad por su mantenimiento ha hecho que el PP madrileño ponga el grito en el cielo. El martes,el fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban Rincón, decidió abrir diligencias al respecto. Ayer, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, denunció este hecho e indicó que se debía a una «campaña de hostigamiento» de la Fiscalía al Gobierno regional.

«Este acoso va a tener consecuencias. Vamos a analizar muy detenidamente todos los casos en los que la Fiscalía ha mostrado una hostilidad excesiva contra el Gobierno de la Comunidad. Los servicios jurídicos del partido analizarán las acciones que tengamos que llevar a cabo para ponerlo de manifiesto», explicó. Granados no descartó «acudir a los tribunales» e, incluso, interponer una querella.

El consejero enumeró una serie de acciones emprendidas por el órgano estatal contra la Comunidad y que considera persecutorias. Sacó a la palestra el caso del Severo Ochoa; la querella contra el consejero Manuel Lamela por hacer carreteras sin tener los planes previos; el caso del espionaje, o la distinta vara de medir para los casos de Pinto, Ciempozuelos y Torrejón, en los que se han visto implicados miembros del PSOE. En todos ellos, según Francisco Granados, la Fiscalía ha demostrado una «inactividad sospechosa».

El fiscal jefe de Madrid calificó de «barbaridad» que la Comunidad sopese la posibilidad de querellarse contra el órgano. Esteban Rincón indicó a Ep que la Ficalía «se limita a hacer su trabajo». «No se investiga a personas, sino hechos. Queremos saber qué ha pasado en esa carretera para que haya tantos accidentes. Cuando me contaron la situación, no sabía si la carretera era del Estado o de la Comunidad de Madrid», especificó.

El director general de Carreteras de la Comunidad, Francisco de Borja Carabante dijo ayer que las medidas adoptadas por parte de su dirección «han sido adecuadas. Hemos realizado una buena labor de conservación y no hay de qué preocuparse».