Alumnos del instituto García Lorca, de la localidad madrileña de Las Rozas, uno de los pioneros en impartir clase de robótica
Alumnos del instituto García Lorca, de la localidad madrileña de Las Rozas, uno de los pioneros en impartir clase de robótica - ISABEL PERMUY

El Financial Times pone a Madrid como modelo por sus clases de robótica

Dos institutos madrileños en los que se imparte esta asignatura, citados por la prestigiosa publicación inglesa

MADRIDActualizado:

Madrid -y Barcelona- «muestran el camino» en las asignaturas STEM -de ciencia, matemáticas y tecnologías-. Así lo recoge el Financial Times en un artículo publicado en sus ediciones de papel y digital, y en el que hace referencia a dos institutos madrileños, el García Lorca, de Las Rozas -pionero por sus clases de robótica- y el Camilo José Cela, de Madrid, centrado en la tecnología.

A través de los testimonios de los jefes de estudio de ambos centros, y de una alumna, la prestigiosa publicación inglesa da un espaldarazo a las enseñanzas de tecnología en educación secundaria en la región madrileña. Así, en el García Lorca ya han realizado un curso de robótica un 90 por ciento de los profesores, como explica su jefa de estudios, Yolanda González Sánchez.

Además, sus alumnos de primer año «aprenden a programar y crear una placa base para un robot. Más tarde, diseñan programas para resolver un problema d ela vida real, como lso flujos de tráfico o el reciclaje de energía».

En el caso del Instituto Camilo José Cela, el Financial Times ha hablado con Juan Manuel Delgado, jefe de estudios: su objetivo, que los niños sean no sólo consumidores de tecnología, sino también creadores de tecnología. «En robótica les planteamos a los más pequeños problemas sencillos de movimiento y obstáculos y luego en el tercer año construyen robots con impresoras 3D y entran en el campeonato de robots».

El próximo mes de junio finaliza la ESO la primera promoción de alumnos que cursaron en primero esta asignatura de Tecnología, programación y robótica. Más de 200.000 alumnos han cursado estos estudios en los centros públicos, concertados y privados, «y todos ellos terminarán su educación obligatoria con 300 horas lectivas de Programación", destaca Educación.

Para ello, la Comunidad de Madrid instaló en los institutos 330 impresoras 3D y 1.500 ordenadores portátiles y táctiles, añade Educación. El artículo del Financial Times, señalan los responsables de Educación, les parece que «el esfuerzo realizado durante todos estos años en la educación madrileña está teniendo su recompensa».