Carteles sobre fiestas sexuales, en los alrededores de la calle del Doctor Esquerdo
Carteles sobre fiestas sexuales, en los alrededores de la calle del Doctor Esquerdo - ABC

Fiestas sexuales e intercambios de parejas invaden el barrio de Retiro

La publicidad sobre estos eventos, que saltea las calles desde hace días, contraviene la ordenanza de Publicidad Exterior

MadridActualizado:

El entorno de la calle del Doctor Esquerdo, en el barrio de Retiro, cuenta desde hace días con publicidad sobre fiestas sexuales y de intercambio de parejas. Los carteles, de tamaño medio, son situados a diario en el mobiliario urbano que impide estacionar a los vehículos en la acera, algo que contraviene la ordenanza de Publicidad Exterior. Los vecinos aseguran que estos anuncios se exhíben ante el paso de niños, además de espacirse por el suelo.

La situación de esta publicidad no es casual. En esta zona, muy próxima al hospital Gregorio Marañón y el Beata María Ana, hay dos famosos locales de intercambio de parejas o «swingers»: Triángulo y Encuentros. Así, un tercer establecimiento, el Despoiler, ha plagado la zona de publicidad sobre sus fiestas. Los carteles muestran a mujeres en ropa interior y las fechas de eventos de intercambio de parejas, así como celebraciones para bisexuales. Este local fue clausurado hace un año por exceso de aforo.

Esta publicidad, según la ordenanza que la regula, es ilegal. Esta normativa recoge en su artículo 2.1 la prohibición expresa de: «a) La fijación de publicidad o propaganda mediante carteles, pegatinas, etiquetas proyecciones y otros procedimientos similares y la realización de inscripciones y dibujos con motivos publicitarios, salvo en el caso de tratamientos integrales de paredes medianeras, sobre paramentos de edificios e instalaciones, pavimentos, muros, monumentos, obras públicas, elementos de mobiliario urbano, alumbrado, registros de instalaciones o cualquier otro servicio público. b) La colocación de carteles indicativos o de señalización direccional con mención de marcas, distintivos, logotipos, nombres comerciales o de establecimientos, productos, promociones, etc. en vía pública y la utilización de las señales de circulación, de los báculos y columnas de alumbrado público y de los rótulos viarios con esta finalidad».

Quejas de los vecinos

Los vecinos de este barrio denuncian que los carteles se sitúan desde hace una semana y que se hace a horas tempranas, a la vista de menores. Además, sostienen que los cartones se esparcen por el suelo a diario y son los operarios de limpieza quienes los retiran. «El otro día había cuatro o cinco juntos en la acera; se caen de los bolardos y van de un lado a otro», dice una de las residentes.

La proliferación de publicidad con contenido sexual es una de las quejas vecinales más repetidas en los últimos años. De hecho, en este barrio los anuncios se suceden en los parabrisas de los coches. Los bulevares que conectan la calle del Doctor Esquerdo con la avenida de Menéndez Pelayo son un claro ejemplo. Fuentes del Ayuntamiento de la capital sostienen que las Juntas de Distrito llevan a cabo dispositivos periódicos para poner freno a esta situación, aunque es un problema difícil de atajar. No obstante, constan varias sanciones contra los pisos que se publicitan.