Una pareja bailando chotis en las fiestas de La Paloma en una imagen de archivo
Una pareja bailando chotis en las fiestas de La Paloma en una imagen de archivo - José Alfonso

Las fiestas de La Paloma modifican el tráfico de las calles del centro de Madrid

A partir de hoy y hasta el domingo, los coches no podrán entrar en parte de la capital

MADRIDActualizado:

Las calles del barrio de La Latina permanecen engalanadas después de acoger los populares festejos en honor a San Lorenzo y San Cayetano y preparadas para celebrar la última verbena tradicional: las fiestas de La Paloma.

En el ambiente se respira el folclore madrileño, con los chotis, los chulapos y las chulapas luciendo sus mejores mantones de Manila por las calles del centro. La música y las actividades continúan en la capital con un amplio programa que se extenderá desde hoy hasta el próximo domingo, 18 de agosto. Además de conciertos y otras celebraciones, destacarán los actos religiosos, como la Procesión de la Virgen de la Paloma o la tradicional misa en honor a la Virgen en el ruedo de la Plaza de Toros de las Ventas.

Para disfrutar mejor de todo ello, se llevarán a cabo diversos cortes de tráfico, por lo que el Ayuntamiento de Madrid recomienda utilizar el transporte público y evitar la circulación por las zonas afectadas por las restricciones.

Actividades festivas: del 14 al 18 de agosto

Como cada año, se ha decidido cerrar al tráfico ciertas calles en las que se realizarán las diferentes actividades entre los días 14 y 18 de agosto. Algunas, como Bailén, Toledo y Segovia, permanecerán abiertas para «garantizar ejes que permitan el acceso a servicios de urgencia» y evitar acumulaciones de tráfico en el distrito de Centro. El acceso al estacionamiento de la plaza de la Cebada se mantendrá operativo; eso sí, con control de acceso. Así, salvo residentes identificados, los vehículos no podrán circular por las siguientes calles:

De hoy al 18 de agosto, la Cava Baja, Almendro y costanilla de San Pedro permanecerán cerradas a las coches desde las 19 hasta las 20 horas. Además, la calle del Almendro, a la altura del número 3, también desde las 20 hasta las 21 horas.

El próximo 16 de agosto, a partir de las 22 horas, la Carrera de San Francisco, a la altura del número 8, sufrirá cortes de tráfico.

Las calles de Calatrava, Ángel, Águila, Tabernillas, Cebada, Humilladero y la plaza de la Cebada, debido al pasacalles popular que tendrá lugar el 16 y 17 de agosto, también cerrarán el acceso a los coches desde las 21 hasta las 23 horas.

El día 17, la calle del Humilladero, a la altura de los números 3 y 5, estará cortada de 23 a 1 horas. El mismo día, también cerrará la confluencia de la calle de San Bruno con Cava Baja a partir de las 14.30 horas.

Por su parte, la calle del Águila, entre el número 1 y 5, con excepción de la entrada del aparcamiento, sufrirá cortes durante todos los días de fiesta: el 14 de agosto desde las 21 horas, el 15 desde las 15 horas, el 16 desde las 21 horas, el 17 desde las 19 horas y, por último, el 18 desde las 14 horas.

Recorrido de la procesión

La mayor protagonista de las fiestas es la propia Virgen de la Paloma. Por eso, uno de los momentos más importantes, sobre todo, para los más fervientes devotos, será la Procesión. Se celebrará mañana, 15 de agosto. Las misas acapararán toda la mañana, comenzando la primera a las 7 horas. Tras la misa solemne de las 13 horas, el Cuerpo de Bomberos bajará a su patrona para que les acompañe durante todo el recorrido.

Con motivo de la celebración, se producirán también cortes al tráfico en las calles que abarque la procesión desde las 20 hasta las 22 horas. El camino que seguirá será el siguiente: comenzará en la Iglesia de la Virgen de la Paloma y bajará por la calle de Isabel Tintero, para seguir por la Gran Vía de San Francisco hasta llegar a la Puerta de Toledo, punto en el que los Bomberos suele realizar una de sus espectaculares exhibiciones en honor a la Virgen.

Después, la procesión continuará por la calle de Toledo, subiendo hasta la plaza de la Cebada. Pasará por la Puerta de Moros y la carrera de San Francisco. Luego girará y subirá por la calle de Calatrava. Bajará por la calle de la Paloma y concluirá en el lugar de origen, el templo. Una vez allí, la Virgen será colocada de nuevo en el retablo del presbiterio por los Bomberos, con las voces de los fieles de fondo entonando la Salve. Además, también permanecerán cerradas al tráfico las calles de San Millán y Maldonadas durante las dos horas que dura el recorrido. La de calle Bailén también sufrirá cortes a partir de las 17 horas en el tramo comprendido entre la Glorieta de San Francisco y la calle Mayor, afectando al aparcamiento subterráneo de Bailén, incluido el de los autocares. La Puerta de Toledo se suma a las restricciones para los vehículos el mismo día 15 de agosto a partir de las 18 horas.