Un fallo informático impide el inicio en Madrid de la celebración de los juicios rápidos

Madrid. Agencias
Actualizado:

Un fallo técnico en el funcionamiento de la agenda de señalamientos que sirve de enlace entre las comisarías y los juzgados de instrucción impidió la celebración en Madrid de los juicios rápidos, que estaba prevista para hoy, según informó el juez decano de los Juzgados de Madrid, José Luis Rodríguez Armengol.

El error en las comunicaciones se produjo en el enrutador ubicado

en el Ministerio de Justicia e impidió que las 19 comisarías de

Madrid pudieran llevar a cabo los señalamientos de los juicios que se

iban a celebrar hoy, tras la entrada en vigor a las 00. 00 horas de la

Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre Juicios Rápidos.

No obstante, según explicó Rodríguez Armengol en rueda de prensa, en

el resto de España no se produjeron fallos.

En este sentido, explicó que responsables del diseño de la agenda

electrónica descartaron que éste fuera un "problema mayor" y

consideraron que en las próximas horas podría estar solucionado. Sin

embargo, indicó que días antes de Semana Santa se realizó una prueba

piloto en Madrid que no funcionó y en la que se produjeron fenómenos

similares a los ocurridos hoy.

Citaciones verbales

 Asimismo, explicó que las citaciones para los procedimientos que

se van a desarrollar mañana, martes, se estaban haciendo a lo largo

de esta jornada en las comisaría de manera verbal, al igual que los

señalamientos que se produzcan desde los juzgados de Instrucción a

los de Penal. 

En caso de que se cumpla esta previsión, mañana estarán operativos

los Juzgados de Guardia número 11 (para detenidos), 12, 13, 14 (para

juicios rápidos), 15 (para diligencias) y el 26 (para juicios de

faltas), a diferencia de los Juzgados de Guardia 6, 7, 8, 9, 10 y 21, en

los que a lo largo de la jornada de hoy no se desarrolló ninguna

vista.

El juez decano recordó además la imposibilidad que existe en la

actualidad para que la Policía Municipal acceda a la agenda de

señalamientos, "a pesar de que instruyen partes de atestados por

delitos relativos a alcoholemias en conductores que son susceptibles

de acogerse a la Ley de Juicios Rápidos".

En este sentido, afirmó que para solucionar este problema sería

necesario hacer una adaptación de los sistemas informáticos de

comunicación.

70 juzgados, no 50

Preguntado por los requisitos necesarios para que esta reforma

legislativa funcionara en Madrid, Rodríguez Armengol indicó que "lo

óptimo" sería que en la región hubiera 70 juzgados ordinarios y siete

de guardia -en estos momentos hay 50 de los primeros, seis de los

segundos, de los que tres son para juicios rápidos-, ya que se dobla

el número de asuntos judiciales respecto al resto de las comunidades

autónomas.

También recordó que a partir de hoy se produce el traslado de 23

Juzgados de lo Penal a la sede de los Juzgados para juicios rápidos,

situada en la calle de Julián Camarillo, lo que motiva que ni hoy ni

mañana se vayan a celebrar este tipo de procedimientos. Rodríguez

Armengol achacó este retraso "en parte" a la "descoordinación" de la

Consejería de Justicia.

El juez decano señaló por último que como consecuencia de la

puesta en marcha de la mencionada reforma legislativa se van a

producir unas 2. 000 suspensiones de juicios en toda España, y que

esta cifra se va a incrementar en Madrid por el traslado de los

juzgados a la sede de Julián Camarillo. En este sentido, añadió que

no se espera que los juicios comiencen en las nuevas instalaciones

hasta junio