«Las estrellas de Hollywood nunca se quedan a ver sus películas en los estrenos»

Los cines de Callao, un símbolo de Madrid y por donde han pasado actores como Brad Pitt o Richard Gere, cumplen hoy 90 años y su jefe de cabina confiesa a ABC alguno de sus secretos mejor guardados

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«La farándula, entera. Por aquí han pasado todos». Y entonces, la particular cinta que es la memoria de Ceferino Blázquez empieza a correr para relatar el listado de visitantes que dan lustre al libro de visitas de su lugar de trabajo. «Brad Pitt, Richard Gere, Penélope Cruz, Tom Cruise, Jason Statham, Javier Bardem...», enumera el jefe de cabina de los Cines de Callao, que hoy cumplen 90 años a los pies de su clásico emplazamiento: la plaza más transitada de España, que a su vez les presta el nombre.

La memoria de Ceferino, como es normal después de llevar trabajando en el cine 47 años, funciona como las cintas de película que, al principio —cuando el cine era en blanco y negro y a él no le dejaban ver las películas para mayores de 18 años «por si había 'cacao'»—, empalmaba para que los asistentes a la proyección disfrutaran del espectáculo del Séptimo Arte. «Ahora no tiene ningún encanto, sólo hace falta conectar un USB al proyecto y está; le dal al 'play' y como si fuera un DVD», compara este hombre que, con 61 años, tiene la culpa desde hace 15 de que en Callao se sigan viendo películas. También cuando por allí van los actores que las protagonizan.

«¡Pero que nadie se crea que se quedan a ver toda la película eh! ¡Qué va!», exclama Ceferino, quien resta, así, un poco de glamour al mundo del cine. «Están un rato, dicen cuatro palabras, ven un poco la película y se marchan para el aeropuerto», explica entre risas el jefe de cabina de unos cines con mucha historia sin los que no se entendería el cine y tampoco Madrid.

«Creo que tenemos un compromiso con la ciudad y la cultura», resume, en este sentido, Laura Naveiras, directora del departamento eventos de los cines, la persona idónea para revelar cómo será el cumpleaños de estas emblemáticas salas sostenidas por la familia Reyzabal. «El acto más importante será el día 13, martes», adelanta Naveiras, quien confirma que para celebrar el cumpleaños invitarán, entonces a 450 personas del mundo de la cultura. Además, un juego online diseñado para la ocasión y proyecciones de imágenes históricas en las inconfundibles pantallas led exteriores del edificio, sirven para homenajear al cine y la trayectoria de estas salas, por las que, aunque no hayan ido personalmente, han pasado muchas otras estrellas a través de la gran pantalla.

Como rememora Ceferino, desde aquella proyección de «Luis Candelas, el bandido de Madrid» —el filme con el que se estrenaron los proyectores de Callao— hasta «Vaiana» —la última «cinta» que ha puesto en marcha el jefe de cabina— han pasado muchas otras obras que han marcado época en la cultura cinematográfica. «La película que más tiempo ha estado en Callao fue «El expreso de medianoche», pero otras como «Ghandi» o «Lo que el viento se llevó», de mucho prestigio, también fueron muy taquilleras» indica el jefe de cabina de unos cines que han pasado por muchas etapas.

Varias etapas

«Inicalmente el cine tenía tres plantas: sótano era una especie de café cantante o cabaret que luego pasó a ser una sala de billar con 32 mesas», subraya Naveiras, quien también añade que después de eso, «con la Guerra Civil, la actividad cesó y el sótano se convirtió en un comedor social». De hecho, como especifica, incluso en la azotea «se proyectaba cine de verano que empezaba con media hora de retraso con respecto a la misma película que estaba programada en la sala principal, donde había 1.300 butacas».

Los más noctámbulos recordarán estos cines, más que por las películas, por las fiestas que allí se vivieron, también en el sótano, que durante unos años albergó la discoteca Xenon. A partir de su cierre, como apostilla el jefe de cabina, «se construyó la sala 2 de los cines» y hasta hoy, cuando noche tras noche los cines de Callao bajan la persiana con la última proyección de la jornada para volver a abrir el día siguiente. ¿Cuántas películas y estrellas pasarán por allí en los próximos 90 años? No se sabe, pero el secreto de la permanencia pasa, en unos tiempos difíciles para el cine, según estima Naveiras, por cuatro palabras que, unidas, podrían parecer el título del próximo largometraje en cartel: «Prudencia, equilibrio, imaginación y ganas».