Comisaría de la Policía Nacional de Centro, en la calle de Leganitos
Comisaría de la Policía Nacional de Centro, en la calle de Leganitos - ISABEL PERMUY

Una estafa surrealista: madre e hija encargan a un falso agente del CNI matar al padrastro y vender sus órganos

Las mujeres pactaron el asesinato del novio de la mayor para vender sus órganos a cambio de 60.000 euros

Tras denunciar en comisaría que habían perdido 7.000 euros por el macabro encargo, fueron detenidas

MadridActualizado:

La escena, de no ser por la gravedad de los hechos, bien podría ser parte del guión de una película de ciencia ficción. Una mujer y su hija acudieron a la comisaría del distrito de Centro para denunciar una presunta estafa: «víctimas» en primer lugar de la actual pareja de la progenitora, las dos mujeres relataron ante los agentes haber perdido 60.000 euros mediante múltiples engaños. Hasta ahí, todo parecía normal. Sin embargo, la exposición de los hechos dejó estupefactos a sus interlocutores cuando, a fin de recuperar el dinero, acordaron con el novio de la más joven el asesinato del supuesto timador para después vender sus órganos en el mercado negro. De inmediato, fueron detenidas; mientras que el tercer individuo resultó apresado el mismo día por la tarde.

Después de caer en el primer engaño, la hija (siempre según lo narrado por las denunciantes) le contó lo ocurrido a su pareja, situación que éste aprovechó para revelar su condición de «alto cargo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)». Con este surrealista pretexto, el sujeto propuso a las dos mujeres la obtención de otros 60.000 euros por matar al novio de la madre y la posterior venta de sus órganos. Para dar mayor credibilidad a la treta, entregó un documento con el anagrama del servicio de inteligencia falsificado en el que se «sellaba» por escrito los términos del trato. Todas las partes lo firmaron.

Fianza de 7.000 euros

El encargo incluía el pago de 7.000 euros, en concepto de fianza, que las detenidas entregaron al falso agente, encargado a su vez de contratar a un sicario. Tras ello, desapareció sin que el asesinato se llegase a consumar. Pasadas varias semanas y alertadas por la nueva estafa, madre e hija se personaron a mediados de mes (concretamente, el día 14) en la comisaría de Centro para poner en conocimiento de la Policía ambos casos. Fuentes policiales confirmaron ayer a este periódico las detenciones y posterior puesta a disposición judicial. Se trata de una mujer de 52 años, su hija de 20 y el novio de esta, de 29. Los tres, de nacionalidad española, carecían de antecedentes.

Una vez localizado el novio de la hija, los agentes descubrieron que guardaba varios documentos con simbología falsa del CNI, entre los que se encontraba el rubricado por los tres arrestados. Bajo el título de «Resolución en vista ordinaria», el escrito desgranaba cómo se llevaría a cabo el crimen y la propia venta de órganos. Contaba en su poder, además, con un currículum falso en el que se atribuía la condición de teniente coronel experto en disciplinas como tiro de combate, artes milenarias, interrogatorios, «eliminación» y liberación. Aseguraba también hablar 22 idiomas, algunos tan dispares como el bengalí o el hawaiano.

Tras quedar en libertad con cargos, los investigadores no descartan que haya estafado a más personas. Las mujeres, por su parte, no pudieron demostrar que la pareja de la madre (al que habían planeado matar) les hubiera estafado los 60.000 euros que denunciaron. Practicadas las detenciones, los agentes comprobaron que el hombre se encontraba en perfectas condiciones, sin que hubiera tenido constancia hasta entonces del macabro plan que sobre él se cernía.