Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid
Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid - ISABEL PERMUY

ENTREVISTAVillacís: «Lo criticable es el gasto compulsivo y la alergia a la iniciativa privada»

La portavoz de Ciudadanos hace balance del primer año de legislatura de la alcaldesa Manuela Carmena

MADRIDActualizado:

Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en la capital, estrenó su carrera política el 13 de junio de 2015, dejando atrás su trayectoria como abogada. Representa al partido que hace de puente entre la izquierda y la derecha.

Defina con cuatro adjetivos la gestión de Ahora Madrid al frente del Gobierno municipal.

Claramente ideológica, dispersa, desorganizada y derrochadora.

¿Qué le parece lo más criticable de su gestión?

El gasto compulsivo y la alergia a la iniciativa privada. Eso al final tiene consecuencias. Por ejemplo, la subida del desempleo que ha experimentado la capital. Por primera vez en muchos años se ha puesto por encima del paro en la región.

¿Y lo más encomiable?

Si tuviese que elegir algo en lo que creo que han obrado correctamente, con los defectos, lógicamente, diría que es el protocolo medioambiental, porque nosotros sí pensamos que la salud es un bien que hay que proteger por encima de otras cuestiones. Y quizá también en el área de Transparencia, en el que ha habido muchos avances, de la mano también de Ciudadanos. Propusimos la herramienta para que los ciudadanos tengan acceso a la gestión del gobierno.

¿A qué o cuáles concejales suspendería o aprobaría a todos?

Suspenso a Cultura, evidentemente, por los grandes fallos que se han cometido en el área y en la gestión tan sensible y tan tendente a dividir como es la Memoria Histórica; suspendería a Economía porque entiendo que la obsesión que tienen del gasto por el gasto obvia totalmente el sufrimiento que causan a los ciudadanos con unos impuestos tan altos. Nos ha costado mucho conseguir bajar los impuestos en Madrid: no ha sido con el equipo de gobierno, que no lo tiene como una prioridad y nosotros no somos partidarios de esa teoría de tanta presión fiscal y tanto gasto. No nos lo podemos permitir. Por último, Urbanismo. Creo que la paralización de los grandes proyectos es lo mismo que la paralización del empleo. De hecho, está generando un efecto de inseguridad jurídica que impide que muchos inversores confíen en Madrid. El efecto será devastador a largo plazo si sigue así.

¿Cuál sería su prioridad para Madrid el próximo año?

El empleo, sin duda. Creo que se puede incidir poniéndoselo fácil a las empresas y a los autónomos, y no se lo ponemos fácil si nos dedicamos a subirle los impuestos (IBI, IAE...). Tampoco cuando se le pone tan complicado a las terrazas y las van cerrando caprichosamente. ¿Por qué en algunas zonas sí y en otras no?