Begoña Villacís, ayer, en la calle del Cordón/ Vídeo: «No se está revirtiendo Madrid Central, es una moratoria» - ISABEL PERMUY/ ATLAS

EntrevistaBegoña Villacís: «No tienen buen perder: donde vamos Almeida y yo nos preparan un escrache»

La vicealcaldesa en la capital no cree que Vox perjudique al gobierno desde la oposición y considera que no se pueden «cerrar a nada» con Madrid Central

El juez mantiene Madrid Central y rechaza el recurso del PP

MadridActualizado:

Ciudadanos no logró duplicar el número de ediles en el Ayuntamiento como soñaba antes del 26-M Begoña Villacís(Madrid, 1977), pero la formación naranja ha logrado un objetivo aun mayor: obtener casi la mitad de los puestos en la Junta de Gobierno de la capital. Tras cuatro años en la oposición, la líder de Cs en el Consistorio compagina dos grandes responsabilidades: el cuidado de su tercera hija, que nació en plena campaña electoral, y la vicealcaldía. «Tenemos una conexión especial con todo lo que ha pasado durante el embarazo», expresa a ABC por teléfono, mientras atiende a la pequeña, aún en periodo de lactancia.

—¿Se ha encontrado en Cibeles algo que le haya llamado la atención ahora que ya no está en la oposición?

—Se nota que somos gobiernos totalmente distintos. Ya irán saliendo algunas cosas que nos hemos encontrado. Son llamativas. Sobre todo las que hicieron en el último mes.

—¿A qué se refiere?

—Ataron cosas por si al final perdían la alcaldía, que es lo que final y felizmente acabó ocurriendo.

—¿Contratos a dedo sospechosos?

—Sí. Ya irán saliendo.

—¿Ya ha comenzado, entonces, la auditoría del anterior mandato?

—La auditoría firmada en el pacto no ha empezado, pero en cada área estamos haciendo una toma de situación, viendo qué contratos había, qué se estaba haciendo y cuáles se habían cerrado recientemente. La auditoría formal la haremos con la Cámara de Cuentas.

—¿Quedará demostrada la colocación de afines de Carmena?

—Quedó sobradamente demostrada durante estos años. Ha habido muchísimos ejemplos.

—El juez admitió ayer la suspensión cautelar de la moratoria de las multas de Madrid Central. ¿El Ayuntamiento va a recurrir? ¿Tiene plan B para suspender las multas?

—Respetamos las decisiones judiciales y el Ayuntamiento recurrirá conforme a derecho. Como ya se ha insistido desde el Consistorio, Madrid Central sigue en vigor, ahora y antes, lo que se ha llevado a cabo es una moratoria consecuencia de una auditoría del control de acceso al detectarse un error. Carmena tuvo que anular más de 6.000 multas que se pusieron por un error en el sistema. Ante este error, el nuevo Consistorio quiere devolver a los madrileños la seguridad jurídica en el sistema para que se lleve a cabo de la mejor forma posible. En el pacto que firmamos con el PP no quedó plasmada una reversión, que es lo que están tratando de vender. Acordamos emprender un proceso de mejora. Hemos tenido reuniones con afectados y defensores. Hemos recogido sus propuestas y estamos haciendo un proyecto de consenso, con vocación de permanencia y que contente a todos.

—Con el PP firmaron que «reconvertirán la zona de Madrid Central bajo el criterio de nuevas áreas de prioridad residencial». ¿Pase lo que pase en la auditoría van a suprimir el criterio de acceso por etiquetas?

—Estamos abiertos a escucharles y valorar. No nos podemos cerrar a nada. Pero en principio el criterio es ese.

—¿La línea que se va a seguir es la sustitución del criterio por etiquetas por el de residentes?

—No puedo decir que es definitivo porque sería faltar el respeto a las partes que van a intervenir en el proceso de negociación. Tenemos tres meses ahora para debatir, escuchar y comparar modelos. Hay que ir con la mentalidad muy abierta para ver qué nos plantean. Entiendo que hay una parte que se sentía muy perjudicada por Madrid Central, por ejemplo, los comerciantes, que veían reducir sus facturaciones. Arreglar esos problemas van a ser las prioridades.

—¿Es un éxito de Cs que Madrid Central no se revierta como pedía Vox?

—Es un acto de generosidad del PP. Hay que reconocerlo. Yo soy la primera en reconocer cuando un partido ha sido flexible o transigente, y es algo que le agradezco al PP. Lo que ha firmado el PP no es lo que tenía en el programa. No nos tenemos que felicitar nadie, sino poner todo el empeño para que contente a la mayoría.

—Pero Cs sí que ha impuesto su tesis sobre Madrid Central.

—Digamos que sí. Si ha primado más nuestra tesis es porque es la más equilibrada. No estamos ni el extremo de Vox ni en ningún otro.

—Vox firmó con el PP que se abrirían vías de libre circulación como la Gran Vía. ¿Están de acuerdo?

—La intención era esa. Y en algunos momentos nosotros también lo hemos defendido. Pero hemos abierto un proceso en el que, de verdad, hemos dicho que vamos a escuchar a todas las partes y valorar qué es lo mejor y medir los resultados del tráfico y la incidencia ahora que es una vía que tiene menos capacidad. En principio, esa era la voluntad pero tendremos que escuchar a todos. En cualquier caso, lo que nosotros defendemos es que nuestro proyecto de ciudad no es Madrid Central: es Madrid entero.

—¿Al no haber dado a Vox lo que pedía pondrá en peligro la mayoría de centro-derecha en el pleno?

—No creo. Si presentamos una bajada de impuestos, si Vox se opone, tendrá que explicárselo a sus votantes.

—¿Cree que tratará de ganar relevancia hipotecando los presupuestos?

—Ganar relevancia perjudicando a los ciudadanos nunca será una buena política. La haga quien la haga. Apelo a la responsabilidad. Los ciudadanos no pueden ser rehenes de ningún partido. Entiendo que Vox no debería perjudicarnos, sinceramente.

—¿Vox se comportará en la oposición como el PSOE con Ahora Madrid?

—Ojalá, sinceramente (ríe). La verdad es que el PSOE en el mandato pasado no fue ni gobierno ni oposición. Si Vox nos proponen mejoras, las escucharemos y trataremos de acordarlas.

—¿Han recibido los informes que falta para aprobar el proyecto de las cocheras de Cuatro Caminos?

—Sí, es una prioridad. Se llevará a la Comisión de Urbanismo el 17 de julio.

—¿También estará lista la operación Chamartín para este julio?

—No lo puedo garantizar aún. Estamos haciendo todo lo posible, porque no estaba todo preparado para presentarlo en el Pleno como decían.

—¿Cree que habrá votos en contra?

-Seguro.

—¿De quién?

—No deberíamos de tener votos en contra porque es un proyecto en el que trabajaron PSOE y Ahora Madrid, pero eso no te garantiza nada. No nos han concedido ni los 100 primeros días. No tienen buen perder: donde vamos Almeida y yo nos preparan un escrache. Con ese mal perder que les caracteriza, no sé cómo pueden reaccionar ante votaciones como esta. Debería ser aprobado por unanimidad. Pero no me sorprende nada. He visto como el PSOE vota con los radicales de Ahora Madrid.