Una embajada de campeones para defender una ilusión compartida

S. M./
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Manel Estiarte, David Cal, Raúl González, Abel Antón, Iñaki Urdangarín, Gervasio Deferr... Esta concentración de campeones, que haría las delicias de cualquier aficionado, es sólo una muestra de los que van a ser embajadores de la candidatura olímpica madrileña

Madrid 2012 tendrá una delegación de embajadores que defenderá y extenderá el proyecto olímpico madrileño por todo el mundo. ¿Cómo? Apoyándose en su fama, y en el reconocimiento que generan en todo el mundo por su trayectoria deportiva. Son una docena de campeones en distintas disciplinas, conocidos y respetados, que el próximo miércoles tomarán oficialmente la responsabilidad de ser «embajadores de la candidatura olímpica madrileña».

Jesús Rollán y Manel Estiarte, campeones olímpicos waterpolo en los Juegos de Atlanta 96; Abel Antón, dos veces campeón del mundo de maratón; David Cal, con medallas de oro y de plata en piragüismo en los pasados Juegos de Atenas 2004; Raúl González, capitán de la selección española de fútbol y del equipo de fútbol español más conocido internacionalmente, el Real Madrid... La lista sigue, pero conviene dosificar las emociones: tal es la calidad y la cantidad de las figuras que suman apoyos a la candidatura madrileña.

Medallistas

De hecho, también se incluyen entre estos diplomáticos de lujo Iñaki Urdangarín, bronce en balonmano en los Juegos de Atlanta 96 y Sidney 2000; Gervasio Deferr, doble campeón olímpico en gimnasia; Miguel Induráin, cinco veces campeón del Tour de Francia y medalla de oro en contrarreloj en Atlanta 96; Míriam Blasco, campeona olímpica en judo en Barcelona 92; Arantxa Sánchez Vicario, cuatro veces medallista olímpica, y los atletas paralímpicos Gemma Hassen-Bey (esgrima), Xavier Torres y Javier Goñi (natación).

Todas estas figuras serán presentadas el miércoles por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y el consejero-delegado de Madrid 2012, Feliciano Mayoral. Su misión será la de transmitir la pasión olímpica de los madrileños por todo el mundo. Su nombre y su peso en el deporte supondrán una inmejorable tarjeta de visita para las ambiciones de Madrid de convertirse en sede olímpica.

Los responsables de la candidatura madrileña son conscientes de que en estos meses que quedan -poco más de dos- hasta que el Comité Olímpico Internacional decida en Singapur cuál de las cinco candidatas será sede de los Juegos de 2012, habrá que hacer todos los esfuerzos posibles -e incluso algunos más- para sumar apoyos a Madrid.

Las semanas que restan hasta el 6 de julio son las últimas oportunidades. Esta embajada de campeones serán la imagen de la candidatura madrileña en el mundo del deport