Los operarios montan las casetas de la Feria del Libro
Los operarios montan las casetas de la Feria del Libro - MAYA BALANYÀ

Los editores de la Feria del Libro dudan de que los puestos estén listos para la inauguración en el Retiro

La orgaización estudiará ampliar su duración si se mantiene el cierre del parque por las rachas de viento

MADRIDActualizado:

El director de la Feria del Libro, Manuel Gil, ha explicado que esta tarde habrá un «gabinete de crisis» para abordar el cierre del Parque del Retiro -donde se celebra la feria- por fuertes rachas de viento y contemplar «distintos escenarios» en caso de que se prolongue este desalojo, incluida la posibilidad de ampliar la duración de este evento -cuya conclusión está prevista para el 10 de junio-.

Este mediodía, el Ayuntamiento de Madrid ha comenzado el procedimiento de desalojo del parque de El Retiro, como medida de prevención ante las fuertes rachas de viento anunciadas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Fuentes municipales han confirmado que la Aemet no da avisos por viento y «si no hay previsiones en contra mañana se abrirán los parques, aunque pendiente de la evolución».

En esta misma línea, Gil ha señalado que las previsiones son las de mantener la inauguración prevista para este viernes 25 de mayo -de hecho, ha adelantado que este jueves ya se ha ensayado el recorrido con el equipo de seguridad que hará la Infanta Elena, como es habitual-, si bien también ha condicionado esto a que «se levante la alerta roja».

Varias editoriales participantes han afirmado a Europa Press que el desalojo se ha ido produciendo a media mañana, primero a través de operarios de seguridad, después de policía municipal y, finalmente, mediante un aviso por megafonía. Los organizadores les han trasladado a aquellos que todavía no hubieran terminado su montaje que podrán concluirlo de 6.00 de este viernes a 10.30 horas -la inauguración está prevista a las 12.00 horas-.

No obstante, varios de ellos dudan de que se podrá llegar a tener todos los puestos listos, en caso de que finalmente se abra el Retiro. De hecho, algunos ya han trasladado su malestar a la dirección por la organización de este año. «Se han endurecido muchísimo las condiciones de montaje este año, especialmente para la entrada de vehículos, y va a ser difícil inaugurar en condiciones normales», ha destacado el editor de Impedimenta, Enrique Redel.

«Víctimas» de la falta de previsión

En esta misma línea, el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor, ha exculpado a la dirección y ha criticado que se «hayan dado desde las instituciones noticias de última hora o contradictorias, generando confusión». «No es la primera vez que esto se hace y me da la sensación de que el interlocutor de la feria no ha tenido las ideas claras», ha lamentado.

Casamayor, quien ha destacado que en su caso no se ha visto muy perjudicado por el cierre, pues ya cuenta con la caseta montada, ha instado al Ayuntamiento a «resolver con previsión el problema» de los protocolos. «En algún momento el Parque del Retiro se tendrá que arreglar, no se puede estar abriendo y cerrando de forma intermitente: la feria es víctima de un problema que no se ha solucionado y de decisiones que tendrían que haber sido tomadas con antelación», ha señalado.

Por su parte, Gil ha reconocido que este año sí ha habido «algún problema puntual con el montaje», pero únicamente un día, el pasado miércoles. «Cuando cambias la normativa, como ha pasado este año para regular la entrada de vehículos, pueden ocurrir accidentes de este tipo: hoy ya no ha habido ningún problema», ha explicado.