Economía abre seis expedientes a discotecas por dar alcohol a menores

La Consejería de Economía ha abierto desde el pasado mes de agosto, al menos, seis expedientes a locales de ocio, en su mayoría discotecas, por suministrar alcohol a menores. Según el consejero de Economía, Luis Blázquez, las multas que recibirán dichos locales oscilarán entre los cinco y los cincuenta millones de pesetas, y señaló que no es descartable una sanciòn ejemplar.

MADRID. Efe
Actualizado:

La consejería de Economía ha abierto al menos seis expedientes, desde el pasado agosto, contra otros tantos establecimientos de ocio, fundamentalmente discotecas, por la presencia de menores consumiendo alcohol en su interior, lo que les podría suponer multas de entre cinco y cincuenta millones de pesetas, según indicó ayer su titular, Luis Blazquez.

El consejero apuntó, durante un encuentro con medios de comunicación que, si bien, hasta ahora nunca se ha impuesto la máxima sanción, ésta no es descartable, y mostró su preocupación por el creciente incremento de fenómeno del «botellón» y del consumo de alcohol entre los jóvenes de la región.

La apertura de los expedientes se produjo a raíz de la modificación de la Ley 17/1997 a mediados del pasado año, por la que se elevó de 16 a 18 años la edad mínima para comprar alcohol en establecimientos públicos.

Así, la sanción para los locales que incumplan esta normativa, puede llegar a los 50 millones de pesetas, a la clausura del local o su inhabilitación para organizar espectáculos.

Hasta la fecha sólo se habían abierto dos expedientes de este tipo y alguno más por consumo de estupefacientes, aunque la cifra se ha incrementado desde la modificación de la normativa, recordó.

Blazquez, que se mostró partidario de mantener el estatus actual en materia de horarios para los establecimientos para jóvenes en los que no se sirven alcohol, anunció que tras la Semana Santa convocará una Comisión con todos los sectores implicados.

PROBLEMA SOCIOLÓGICO

Tras indicar que la Comunidad y la Consejería de Economía, de la que dependen las competencias sobre la materia, actuará con rigor, señaló que los empresarios deberán controlar más la entrada y la venta de alcohol para evitar este tipo de situaciones.

«No creo que sea un problema de legislación. Con la misma normativa hace diez años no hubiera habido el mismo problema», indicó el Consejero, quien agregó que se trata de «un problema sociológico», ya que la forma en la que la juventud «se plantea el alcohol es cada vez más agresiva».