La empresa organizadora culpa de las tres muertes al «desaprensivo» que lanzó la bengala
Velas y flores en la madrileña estación de metro de La Alameda de Osuna - efe
Tragedia en el Madrid Arena

La empresa organizadora culpa de las tres muertes al «desaprensivo» que lanzó la bengala

Jorge Morales, portavoz y abogado de Diviertt S.L. ha estado este jueves en el programa «Queremos hablar» de ABC Punto Radio

madrid Actualizado:

Jorge Morales, portavoz y abogado de Diviertt S.L., la empresa organizadora de la fiesta de Halloween en el recinto Madrid Arena en la que el pasado miércoles murieron tres chicas tras una avalancha, ha estado este jueves en el programa «Queremos hablar». Morales ha afirmado ante los micrófonos de ABC Punto Radio que antes del evento «la delegación del Gobierno acudió al lugar para comprobar que todo correspondía con las medidas de seguridad, accesos, medidas de evacuación y aforo pertinentes». Existe «un plan de autoprotección sólidamente convalidado por el recinto y los servicios técnicos», ha asegurado en el espacio que presenta Javier Silvestre.

Según el portavoz de Diviertt, el aforo del recinto era de 10.600 personas, y en la fiesta del pasado miércoles entraron 9.650, que son las cifras «que está manejando la investigación oficial». En relación con los tickets de entrada a la sala, Morales ha afirmado que « las entradas estaban numeradas y existía un control para identificar entradas falsas, duplicadas o que intentaran utilizarse para varias personas. Existía un control de su autenticidad». «No es cierto que hubiera entradas sin numerar. De haberlas, se hubieran detectado inmediatamente. Había un servicio de vigilancia doble: el del propio recinto y el de seguridad subcontratado por la empresa organizadora», ha explicado.

Diviertt indicó al Ayuntamiento que participarían en la fiesta 7.000 personas y los efectivos de seguridad y sanitario acordes a esta afluencia; pero puso a la venta 10.600 entradas, de las que se vendieron 9.650. Según el portavoz de la empresa, la cifra de 7.000 personas «era una estimación a partir del último evento, pero finalmente el número concreto de asistentes tenía que estar siempre por debajo del aforo».

«La delegación del Gobierno había comprobado que todo estaba en orden»

«Los distintas operadoras que intervienen en la gestión y venta de las entradas son las que están certificando la cifra concreta de las que había», ha dicho. Morales ha asegurado desconocer «de memoria» el número de invitaciones que existían para la fiesta. «El dato lo tienen los investigadores, pero es algo común que haya invitaciones», ha comentado. El portavoz opina que algunos testimonios y especulaciones acerca de lo que ocurrió en el recinto Madrid Arena el pasado miércoles no tienen credibilidad. «No quiero decir que lo hagan con fines espurios, pero lo parece», ha dicho.

El portavoz de Diviertt ha afirmado en relación con la entrada irregular de menores de edad en la fiesta que nadie «niega que el control del acceso corresponda a la empresa organizadora, pero la identificación de las personas es responsabilidad del equipo de vigilancia del recinto». También ha dicho que la menor ingresada tras la avalancha «es víctima de una agresión terrible que produce un vándalo, un desaprensivo que lanza una bengala». «Se ha constatado que [la menor] pudo haber simulado otra identidad, pero eso no es lo relevante», ha aseverado. «Alguien con intención de crear el pánico, y consciente del efecto previsible que pudiera tener, enciende la bengala y las consecuencias que estamos lamentando corresponden a esa actuación», ha concluido.