A la izquierda, la alcaldesa Manuela Carmena en el montaje difundido por Vox
A la izquierda, la alcaldesa Manuela Carmena en el montaje difundido por Vox

Vox disfraza a Carmena de Monster High y la llama «feminazi»

El partido de Santiago Abascal difunde un vídeo en el que pide luchar contra la ideología de género y contruir un muro contra la inmigración

MADRIDActualizado:

Vox tiene un deseo para este 2019: luchar contra la ideología de género. Por eso, en un montaje difundido en sus redes sociales, ha disfrazado a Carmena de la muñeca Monster High con el símbolo de la lucha feminista en el pecho y la ha llamado «feminazi». Así, el partido político ha creado una nueva versión de las conocidas muñecas: las «MonsterNazis Femihigh». «Le pedimos a los Reyes las Monster High y el club de las feminazis, que es un regalo que nos va a venir muy bien para seguir luchando contra la ideología de género», dice Javier Ortega, secretario general de la formación.

Esta es la última polémica del partido de Santiago Abascal sobre la alcaldesa de Madrid. El 23 de diciembre, coincidiendo con la última caída que sufrió la regidora en su domicilio y que la obligó a pasar por quirófano, la cuenta de Twitter de Vox Chamberí pidió que se investigase como violencia de género: «El entorno de cualquier mujer que sufre caídas tan seguidas en su domicilio es investigado por su fuera una cuestión de violencia de género. Exigimos el mismo trato por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid para el entorno de nuestra alcaldesa».

En el vídeo difundido, Ortega reconoce que sus deseos constituyen «una carta un poco especial». «Creo que nos hemos portado bien este año, que hemos trabajado duro y que hemos cumplido con nuestro deber», justifica el político mientras se muestran fotografías de su convención y de los resultados electorales obtenidos en Andalucía.

Además de Carmena, en el vídeo pueden observarse otras «feminazis» –así las califican ellos– como Susana Díaz, Carmen Calvo, Pablo Echenique o Anna Gabriel. Vox pide también «construcciones Lego» para hacer un muro en la frontera de Ceuta con el objetivo de luchar contra la inmigración ilegal; una cárcel de Playmobil «para luchar contra los golpistas», representados por Carles Puigdemont, y un Monopoly de la Gurtel y los ERE «para seguir luchando contra la corrupción».