En los medios, los diestros que han salido a hombros  JOSÉ ALFONSO  Aguirre sorprendió con su chaquetilla con motivos taurinos
En los medios, los diestros que han salido a hombros JOSÉ ALFONSO Aguirre sorprendió con su chaquetilla con motivos taurinos

¡Que Dios reparta suerte en esta feria!

Actualizado:

MARÍA ISABEL SERRANO

MADRID. Homenaje a los toreros, y a todo el mundo del toreo ayer, justo la víspera del arranque de la Feria de San Isidro 2010. ¡Qué Dios reparta suerte!. Por eso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, entregó ayer 26 trofeos a los 26 diestros que han salido a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas desde 1995 hasta ahora.

El recuerdo de esas «hazañas» tuvo dos vertientes. Primera, el descubrimiento de un azulejo con los nombres de esos 26 diestros. Segunda, para que no se les olvide lo que han conseguido, recibieron una placa, en bronce, con esa Puerta Grande del coso venteño.

Los 26 se han unido a los matadores que, hasta 1995, también traspasaron a hombros ese umbral emblemático desde la inauguración de la plaza en el año 1931.

Allí, en el azulejo, quedaron plasmados los nombres de Domingo Valderrama (ya retirado), Víctor Puerto, José Tomás (que, como es lógico no pudo estar), Manuel Caballero, Luis Miguel Encabo, Eugenio de Mora, José Luis Moreno, Uceda Leal, «Frascuelo», Miguel Abellán, El Califa, Miguel Martín, Rafael de Julia, Fernando Robleño, Antonio Ferrera, Juan Diego, Matías Tejela, Manuel Jesús «El Cid», César Jiménez, Alejandro Talavante, Curro Díaz, Sebastián Castella, «El Juli», Juan Bautista, Miguel Ángel Perera y Rubén Pinar. El trofeo de José Tomás, convaleciente pero vivo, lo recogió un amigo íntimo. El de Sebastián Castella, su apoderado Pablo Lozano. Uceda Leal y «El Juli» no asistieron.

Y los de antes

Los nombres de estos toreros se unen así, entre otros, a los de Manolete, Julio Aparicio, Miguel Baéz «Litri», Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Curro Romero, Paco Camino, Santiago Martín «El Viti», Andrés Vázquez, Andrés Hernando, Joselito, Enrique Ponce, Julio Robles y José Ortega Cano.

Esperanza Aguirre tuvo su puntazo. Vestía, por casualidad, una chaquetilla entallada y corta, en tonos claros y lo mejor, con estampas toreras. Nos prometían que «no se la ha puesto adrede. Se la ha comprado hace poco. De hecho este acto en Las Ventas no estaba previsto en su agenda». A Aguirre, que llegó con tacón alto, sí se la escuchó decir: «Si lo llego a saber, me pongo mis manoletinas».

La presidenta dejó bien claro que el Gobierno regional, que ha declarado Bien de Interés Cultural la Fiesta Nacional, «seguirá apoyando los toros porque tenemos la firme creencia en Madrid de que el toreo es un arte que no va en contra de nadie sino que favorece la libertad».

Entre los invitados, el maestro Antonio Chenel «Antoñete», muy de acuerdo con todo lo que signifique ensalzar la Fiesta Nacional. Y el ganadero Victorino Martín, sin pelos en la lengua: «Esto que se hace en Madrid es tremendo de bueno. Ahora mismo, los toros es lo más español y no lo entiende así el Gobierno de Zapatero. Una pena».

El torero César Jiménez, más crítico, considera que estos homenajes a los diestros «hay que hacerlos antes de la feria. Estamos concentrados en otras cosas».

Hoy arranca San Isidro 2010. Se hará el primer paseíllo. Se tendrán las primeras ilusiones por abrir la Puerta Grande que, a pesar de ese nombre, es difícil de cruzar.