Entrada principal a los juzgados de Plaza de Castilla
Entrada principal a los juzgados de Plaza de Castilla - ÁNGEL NAVARRETE
Tribunales

El detenido muerto en el calabozo de Plaza de Castilla era un agresor sexual

El hombre estaba solo en una celda para que no le agredieran otros arrestados y se colgó con su camiseta. Un juzgado investiga el caso

MADRIDActualizado:

El hombre que murió el viernes pasado por la noche en los calabozos de Plaza de Castilla era un agresor sexual, según el auto de ingreso en prisión firmado por el juzgado de guardia que le tomó declaración minutos antes.

Como adelantó ayer ABC, el varón había sido detenido y trasladado por la Unidad de Protección y Seguridad (Uprose) de la Guardia Civil hasta las dependencias judiciales. Tras ser interrogado y serle comunicada la noticia de que ingresaría en la cárcel sin fianza, tomó una camiseta y se colgó.

Se da la circunstancia de que, al tratarse de un delincuente de esas características, no se le mete en un calabozo con más arrestados, en prevención de que no fuera agredido por otros arrestados, informaron fuentes judiciales a este periódico.

De ahí que nadie se percatara del suicidio. Y eso que había tres funcionarios de prisiones al cargo de la escolta de los detenidos. En el momento del suceso, entre las 22.30 y las 22.45 horas, quedaban pocos detenidos en las celdas, precisaron las fuentes consultadas.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias indicó que el varón estaba en una situación intermedia: se hallaba en dependencias judiciales, con el auto de ingreso en prisión, pero aún no había sido trasladado, fichado ni se le habían tomado las huellas.

Las fuentes judiciales consultadas, sin embargo, remarcan que los calabozos de Plaza de Castilla son de titularidad del Ministerio del Interior, a través de Instituciones Penitenciarias. Uno de los juzgados de guardia de digilencias de aquella jornada, el 33, ha abierto diligencias. El otro, el 34, fue el que llevaba la causa contra el agresor sexual.